Publicado 28/04/2021 18:15CET

Por qué en primavera aumentan las probabilidades de concebir un bebé

Archivo - Bebé
Archivo - Bebé - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / EKATERINA POKROVSKY

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La primavera puede llegar a favorecer la fertilidad tanto en hombres como mujeres, aumentando las probabilidades de concebir un bebé, según los expertos en fertilidad de Fertilab Barcelona.

Una de las causas que apuntan estos especialistas es la vitamina D. Según un estudio presentado en el Congreso Mundial de Fertilidad y Esterilización de Múnich (Alemania), la vitamina D es esencial para la correcta absorción de calcio, protección en los huesos y, además, también es una vitamina que ayuda a generar un mayor nivel de testosterona por lo que aumenta el deseo de tener relaciones sexuales.

Además, apoyándose en el estudio 'Systems Biology in Reproductive Medicine', realizado en Turquía en 2016, estos expertos aseguran que la movilidad y la morfología de los espermas mejoran durante la primavera, ya que los niveles altos de vitamina D en sangre se relacionan con las mejores muestras espermáticas. En el caso de las mujeres, la primavera ayuda a estimular la hormona sexual femenina llamada estradiol, aumentando la capacidad de secreción de ésta.

Así, según la fundadora y bióloga de Fertilab Barcelona, la doctora Marta Antich, "el aumento de horas de sol también afecta positivamente a nuestro estado de ánimo, con lo que también estamos más predispuestos al contacto social e íntimo". Por lo tanto, asegura, en esta época del año aumenta el deseo sexual, tanto para los hombres como para las mujeres.

Esta felicidad estacional, añade, se debe a que la vitamina D ayuda a regular hormonas que están estrechamente relacionadas con este estado anímico. Estas son, por un lado, la hormona del cortisol, que se ocupa de reducir el estrés, la hormona TSH, que se ocupa de aumentar el metabolismo y la hormona de la serotonina, que se ocupa de aumentar el bienestar. Por último, según Antich, la oxitocina también juega un papel fundamental, ya que "se encarga de despertar el deseo sexual".