Publicado 24/03/2021 17:16CET

Priapismo o erección persistente, ¿qué lo provoca?

Archivo - Young man looking inside his boxer shorts
Archivo - Young man looking inside his boxer shorts - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / KRITCHANUT - Archivo

   MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El cirujano urólogo especialista en próstata, Peyronie y medicina sexual, el doctor François Peinado, destaca que el 80 por ciento de los casos de priapismo o erección persistente se dan como consecuencia de la administración de medicamentos, en particular de prostaglandina E1 en inyección dentro de los cuerpos cavernosos del pene.

   "El priapismo es una erección persistente de duración mayor de cuatro horas que continua mas allá de la estipulación sexual o no está relacionado con ella. La erección puede ser completa o parcial", explica el doctor Peinado, quien señala que "gran parte de los casos de priapismo son de causa desconocida".

TIPOS DE PRIAPISMO

   Existen dos tipos principales de priapismo: el veno-oclusivo, de bajo flujo o isquémico (es una urgencia urológica), y el arterial, de alto flujo o no isquémico (no es una urgencia urológica). "El priapismo denominado recurrente es una variante del veno-oclusivo", apunta el urólogo.

   En relación con las consecuencias del priapismo veno-oclusivo o de bajo flujo, el doctor Peinado asegura que "una vez desarrollado el priapismo isquémico aumenta la presión intracavernosa e impide la entrada del flujo arterial".

   "Se produce una muerte celular secundaria de los cuerpos cavernosos con una disminución severa de la oxigenación y unas reacciones metabólicas perjudiciales para el pene. En la fase final, puede producirse fibrosis de los cuerpos cavernosos con afectación severa de la erección. A las 24 horas ya se observa destrucción endotelial extensa con formación de trombos y a las 48 horas necrosis extensa del tejido cavernoso", añade.

   En cuanto al arterial, el doctor Peinado afirma que es mucho más infrecuente que el veno-oclusivo. "Generalmente se produce de forma secundaria a un traumatismo perineal o peneano que provoca una laceración de las arterias del pene con la consiguiente fístula (comunicación directa) a los cuerpos cavernosos permitiendo un flujo arterial continuo al pene. También puede ser causado tras cirugía del pene", apunta el experto.

Contador