Precauciones para evitar que las altas temperaturas afecten a tu corazón

Archivo - Mujer abanicándose en la calle con un abanico por las altas temperaturas y el calor de verano
Archivo - Mujer abanicándose en la calle con un abanico por las altas temperaturas y el calor de verano - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANTONIOGUILLEM
Publicado: domingo, 7 julio 2024 8:10

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Son solo los primeros días de verano, pero ya se están registrando temperaturas muy elevadas en muchos lugares del planeta. Por ello, la Asociación Americana del Corazón advierte sobre la adopción de precauciones adicionales para mantenerse a salvo en temperaturas extremadamente altas.

Según un estudio publicado recientemente en 'Circulation', la principal revista de la Asociación, las muertes por enfermedades cardiovasculares relacionadas con el calor extremo podrían duplicarse con creces en las próximas dos décadas.

El calor y la deshidratación hacen que el corazón trabaje más, sometiéndolo a un estrés considerable. Varios estudios recientes arrojan luz sobre lo que esto puede suponer para la salud del corazón.

Primero, una investigación preliminar presentada en las Sesiones Científicas 2024 de Epidemiología y Prevención/Estilo de Vida y Cardiometabolismo de la Asociación Americana del Corazón descubrió que la exposición a corto plazo al calor elevado puede aumentar la inflamación e interferir con las funciones normales del sistema inmunitario en el organismo, lo que a su vez puede aumentar la susceptibilidad a las infecciones y acelerar la progresión de las enfermedades cardiovasculares.

Según otro estudio publicado en 'Circulation', la combinación de calor elevado y contaminación asfixiante por partículas finas puede duplicar el riesgo de muerte por infarto.

"Las muertes y enfermedades relacionadas con el calor son en su mayoría evitables si se toman las medidas de seguridad adecuadas", afirma el doctor Joseph C. Wu, actual presidente voluntario de la Asociación Americana del Corazón, director del Instituto Cardiovascular de Stanford y Catedrático Simon H. Stertzer de Medicina y Radiología de la Facultad de Medicina de Stanford.

"Las precauciones son especialmente importantes para los lactantes y los adultos mayores, así como para las personas con hipertensión, obesidad o antecedentes de cardiopatía o ictus. Aunque algunas personas son más vulnerables a los problemas derivados del calor, las temperaturas extremas pueden causar problemas de salud a cualquiera", ha dicho el doctor.

Así, Wu recuerda es mejor evitar salir al aire libre a primera hora de la tarde (entre las 12 y las 15 horas) porque el sol suele estar en su punto más fuerte, lo que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el calor.

También insta a llevar ropa ligera, de colores claros y tejidos transpirables, como el algodón, o un tejido más nuevo que repela el sudor. También es preferible añadir un sombrero y gafas de sol. Antes de ponerse en marcha, es preciso aplicarse un protector solar resistente al agua, y volver a usarlo cada dos horas.

Otro consejo pasa por mantenerse hidratado bebiendo unos cuantos vasos de agua antes, durante y después de salir al aire libre o hacer ejercicio. En este sentido, se recomienda evitar las bebidas con cafeína o alcohol. También es beneficioso descansar con regularidad, buscar la sombra o un lugar fresco, para unos minutos, hidratarse y volver a empezar.

También es importante conocer los signos y síntomas del agotamiento por calor, que son: dolores de cabeza; piel fría, pálida y húmeda; pulso rápido y débil; mareos y aturdimiento; debilidad o calambres musculares; náuseas y vómitos y desmayo. Si se experimentan estos síntomas, es necesario trasladarse a un lugar más fresco, dejar de hacer ejercicio y refrescarse "inmediatamente", y mojarse con agua fría y rehidratarse. Es posible que se necesite atención médica.

El golpe de calor, en cambio, es una emergencia médica. Sus síntomas son: temperatura corporal elevada (39 grados centígrados); piel caliente, roja, seca o húmeda; pulso rápido y fuerte; dolor de cabeza, mareos y confusión; náuseas y desmayo.

Aunque hay que tener cuidado con el corazón cuando hace calor, sigue siendo importante encontrar formas de que toda la familia se mantenga activa incluso durante las altas temperaturas del verano.

Por ello, es aconsejable caminar, nadar, montar en bicicleta, patinar, saltar a la comba, construir una carrera de obstáculos en el patio trasero u organizar un partido de fútbol en el barrio. Incluso trabajar en el jardín, empujar un cochecito o pasear al perro cuenta para los expertos.

También puede ser útil ajustar el horario de actividad a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Si algunos días estar al aire libre es demasiado, es preciso buscar lugares cerrados donde mantenerse activo, como un centro comercial, un gimnasio o un centro recreativo comunitario.

Contador