Publicado 25/03/2021 17:44CET

¿Cómo podemos aliviar la conjuntivitis alérgica?

Archivo - Woman using eye drop, eye lubricant to treat dry eye or allergy
Archivo - Woman using eye drop, eye lubricant to treat dry eye or allergy - CNOO - Archivo

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

En un año en el que el uso generalizado de la mascarilla contribuirá a disminuir síntomas de asma o rinitis alérgicas, desde Clínica Baviera recomiendan seguir una serie de precauciones para reducir la conjuntivitis alérgica, tales como evitar o reducir el contacto con el alérgeno, acudir al especialista, usar gafas de sol y realizar lavados oculares con suero fisiológico, para reducir los síntomas que provoca la conjuntivitis alérgica.

En primer lugar, recomiendan evitar el contacto con el alérgeno., para lo que es importante identificar el tipo de alergia se tiene para afrontarla con precisión y de forma efectiva. Lo fundamental es acudir al especialista (alergólogo/ oftalmólogo) para determinar el alérgeno y con ello el tratamiento adecuado.

Asimismo, también es importante utilizar gafas de sol, que definen como "el mecanismo más fácil para evitar que el polen entre en los ojos y de forma paralela disminuya el paso de la luz, en aquellos casos en los que se padece fotofobia". Este año, a causa del uso de mascarillas, su utilización es algo más incómoda por el vaho que se forma; para evitarlo, se recomienda ajustar perfectamente la mascarilla a nariz y barbilla, y mantener una limpieza constante de los cristales.

Otro consejo es mantener los ojos hidratados. En este sentido, detallan que es conveniente hidratar los ojos con lágrimas artificiales y, también, lavarlos por fuera con suero fisiológico. "Una correcta higiene ocular ayuda a mantener el ojo limpio de alérgenos, alivia la irritación y la sequedad ocular", informan. Sin embargo, advierten de que se deben evitar las infusiones de manzanilla para los lavados oculares, ya que pueden contener pólenes a los que se es alérgico.

Asimismo, insisten en los lavados de manos frecuentes y en no frotar los ojos. "La situación actual ha hecho que nos familiaricemos con el lavado frecuente de manos, una costumbre que debemos mantener también para evitar esos picores y enrojecimiento de los ojos", señalan. De forma complementaria, continúan, "es conveniente tomar una ducha a última hora del día para eliminar eficazmente los restos de polen después de haber estado todo el día expuesto".

Asimismo, los especialistas de Clínica Baviera abogan por evitar las actividades al aire libre, principalmente durante las horas de mayor concentración de polen como son a primera hora de la mañana y a última de la tarde. Además, indican, es importante tener especial cuidado los días con mayores rachas de viento, puesto que los síntomas se incrementan, disminuyendo aquellos en los días que llueve.

Por último, aconsejan cerrar las ventanas y utilizar aires acondicionados con filtro. "Mediante la instalación de filtros en los aires acondicionados, tanto del coche como de las propias casas, evitaremos que entre el polen, logrando un espacio seguro y agradable para las personas que sufren estos síntomas", concluyen.

Contador