Pocos pacientes con asma moderada o grave reciben el régimen de inhaladores recomendado

Archivo - Oficina, trabajo, ordenador, asma, inhalador.
Archivo - Oficina, trabajo, ordenador, asma, inhalador. - NEUSTOCKIMAGES/ISTOCK - Archivo
Publicado: miércoles, 22 mayo 2024 7:12

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

Solo al 14,5 por ciento de los pacientes adultos con asma moderada o grave se les prescribe el régimen de inhalador combinado SMART recomendado y más del 40 por ciento de los médicos académicos de neumología y alergias no han adoptado esta terapia óptima, según una investigación publicada en la Conferencia Internacional ATS 2024 por la Universidad de Yale (Estados Unidos).

Para 2021, tanto el Programa Nacional de Educación y Prevención del Asma como la Iniciativa Global para el Asma habían actualizado sus pautas para recomendar el uso de una combinación única de corticosteroide (CSI) y formoterol (un betaagonista de acción prolongada) para el mantenimiento y la recuperación. Se trata de la terapia elief para el asma moderada a grave, o SMART. En los Estados Unidos, los inhaladores ICS-formoterol incluyen Symbicort (budesonida-formoterol) y Dulera (mometasona-formoterol). Según las directrices SMART, estos inhaladores se utilizan como inhaladores de mantenimiento, dos veces al día, y de rescate, utilizados durante los ataques de asma.

Se ha demostrado que SMART reduce significativamente las exacerbaciones del asma. Las guías anteriores recomendaban el uso de inhaladores de mantenimiento, como los que combinan ICS y un betaagonista de acción prolongada (LABA), utilizados generalmente dos veces al día, además de inhaladores de rescate de acción corta (broncodilatadores como el albuterol).

"Ha habido datos limitados para describir el uso de SMART después de la actualización de las pautas de manejo del asma, y ??hasta donde sabemos, no hay datos sobre la implementación de SMART utilizando registros médicos administrativos o electrónicos en los Estados Unidos", apunta la primera autora Zoe. Zimmerman, BS, estudiante de medicina e investigador, Departamento de Medicina Pulmonar, Cuidados Intensivos y del Sueño, Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

"Nuestros hallazgos sugieren que los médicos no implementan ni adoptan de forma rutinaria las pautas actuales para el manejo del asma", agrega la autora principal Sandra Zaeh, médica de cuidados intensivos y pulmonares en Yale.

Zaeh y Zimmerman señalan que estudios anteriores han sugerido que pueden pasar más de 15 años hasta que los médicos adopten ampliamente las directrices. "Nuestros hallazgos refuerzan la idea de que la adopción de directrices por parte de los médicos lleva tiempo".

El objetivo de los investigadores era identificar tendencias en la prescripción SMART para pacientes en un sistema de atención médica académico. Buscaron registros médicos electrónicos para identificar pacientes con al menos una visita a una clínica pulmonar o de alergias entre enero de 2021 y agosto de 2023, un diagnóstico de asma, ningún diagnóstico pulmonar alternativo y una prescripción de un inhalador de mantenimiento que contenga ICS-LABA o ICS solo. El equipo revisó estos cuadros para garantizar que los pacientes cumplieran con los criterios de elegibilidad. La prescripción SMART también se examinó consultando la documentación del proveedor. Se utilizaron técnicas estadísticas para analizar la relación entre las características de los pacientes y las prescripciones SMART.

Se incluyeron 2.016 pacientes en el análisis final actualizado. Al ochenta y siete por ciento de los pacientes a los que se les prescribió SMART también se les recetó un inhalador de rescate como albuterol, a pesar de que los inhaladores utilizados para SMART están destinados a ser utilizados como terapia de rescate. Los pacientes a los que se les recetó ICS-formoterol, como Symbicort o Dulera, como inhalador de mantenimiento inicial tenían más probabilidades de que se les recetara SMART.

En un análisis actualizado, los científicos descubrieron que la edad avanzada se asocia con no recibir prescripción SMART. Los investigadores también encontraron que aquellos que están asegurados por Medicare tienen menos probabilidades de recibir una receta SMART. La Sra. Zimmerman señaló que, posiblemente, "es menos probable que los proveedores prueben un nuevo régimen de inhaladores con personas mayores o personas mayores que se resisten más a cambiar los regímenes de tratamiento, especialmente si han estado usando los mismos inhaladores durante años".

El resumen ATS 2023 del doctor Zaeh (A6006) demostró que el 93 por ciento de los neumólogos encuestados sabían que SMART era un componente de las pautas actualizadas para el manejo del asma. Los autores afirmaron que, "si bien la educación de los médicos sobre los beneficios de SMART es importante, sospechamos que es necesario abordar otras barreras para la implementación de SMART, por ejemplo, la cobertura del formulario de seguro, las estrategias de educación del paciente para la transición a SMART y el apoyo de los médicos para ayudar. con adopción SMART (es decir, asistencia de un farmacéutico para afrontar los desafíos y desarrollo de herramientas de apoyo a las decisiones clínicas)".

Señalan además: "Es importante reconocer y remediar esta discordancia (que se muestra en el estudio actual) entre las pautas y la práctica, ya que el uso de SMART puede mejorar los resultados del asma al reducir las exacerbaciones del asma. Es importante no sólo realizar investigaciones para identificar las terapias más efectivas para los pacientes, sino también realizar un seguimiento de su implementación y abordar las limitaciones".

Contador