Las personas con esófago de Barrett tienen 30 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de esófago

Actualizado 17/04/2013 16:44:25 CET

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las personas con esófago de Barrett tienen 30 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de esófago, según ha informado MD Anderson Cancer Center Madrid, con motivo de la puesta en marcha de la Unidad de Esófago de Barret para su estudio y tratamiento.

Y es que, el esófago de Barrett es una condición que se da en el 10 por ciento de los pacientes con enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) prolongada, una patología presente en el 40 por ciento de la población y que se caracteriza por acidez en el estómago, ardor y regurgitaciones.

Esta condición es una alteración en la que las células que recubren el interior del esófago --epitelio escamoso-- se ven reemplazadas por otras células --epitelio columnar metaplásico--. Pese a que estas células no son malignas, se estima que su presencia en el esófago aumenta hasta 30 veces más el riesgo de desarrollar adenocarcinoma esofágico.

Por esta razón, MD Anderson Cancer Center Madrid ha abierto esta unidad con el objetivo de promover el estudio, seguimiento y tratamiento, de forma multidisciplinar, de los pacientes con esófago de Barrett, con displasia o carcinoma precoz.

Además, y aunque en menor medida, este nuevo servicio también atenderá a aquellos pacientes con esófago de Barrett que deseen someterse a un estudio endoscópico específico de seguimiento con mayor sensibilidad para detectar displasia que el estudio estándar. La creación de esta nueva unidad parte de la colaboración de los servicios de Aparato Digestivo y de Cirugía Digestiva de MD Anderson Cancer Center Madrid.

"La creación de unidades específicas para el abordaje del Esófago de Barrett es fundamental para ampliar el espectro del tratamiento del cáncer de esófago a los estadios más iniciales. La detección de este tipo de cáncer en fases avanzadas está asociada a un mal pronóstico, por lo que en MD Anderson Cancer Center Madrid queremos anticiparnos para frenar a tiempo la evolución de la enfermedad", ha explicado el doctor Óscar Alonso Casado.

En los últimos años, se han desarrollado técnicas de tratamiento endoscópico para formas precoces de displasia y adenocarcinoma en casos de esófago de Barrett que permiten una curación "total" de la enfermedad y la reducción del riesgo posterior de desarrollar nuevas neoplasias, como son la mucosectomía endoscópica y la ablación endoscópica por radiofrecuencia.

Por esta razón, la nueva Unidad de Esófago de Barrett de MD Anderson Cancer Center Madrid dispone de estas dos novedosas técnicas que complementan los servicios de abordaje terapéutico: la mucosectomía endoscópica; la ablación endoscópica por radiofrecuencia; la gastroscopia con cromoendoscopia; la ecoendoscopia alta para estadificación local de cáncer de esófago; las técnicas de cirugía antirreflujo por laparoscopia; y las técnicas de esofaguectomía oncológica.