Actualizado 10/11/2020 23:25 CET

Perder peso en tiempos de pandemia es posible: Aquí las 3 claves

Mujer en plena pandemia haciendo ejercicio en casa junto a su hijo.
Mujer en plena pandemia haciendo ejercicio en casa junto a su hijo. - GETTY - Archivo

   MADRID, 10 Nov. (EDIZIONES) -

   La obesidad es la enfermedad metabólica más frecuente y la causa principal del desarrollo de las enfermedades de más alta prevalencia en la población, con importantes consecuencias en morbi-mortalidad, según advierte la Sociedad española para el estudio de la obesidad (seedo).

   Según la organización mundial de la salud (OMS), en la actualidad, 1.200 millones de personas tienen problemas de sobrepeso en el mundo, mientras que en España, la mitad de la población adulta padece sobrepeso y, de ellos, un 25% sufre obesidad.

   Con la pandemia hemos cogido unos kilos de más casi todos, y quién no lo haya hecho es porque ha sido súper disciplinado tanto con su alimentación, como con el ejercicio en casa. Por eso, son muchas las personas que se han planteado el rebajar su peso estos meses y para ello, la doctora en medicina, coach nutricional y especialista en nutrición deportiva, Cristina Petratti nos plantea cuáles pueden ser las bases para ese cambio.

   Acaba de publicar 'Pierde peso. Transforma lo que piensas y sientes para cambiar lo que comes' (Triunfa con tu libro) un manual en el que enseña a adelgazar, así como la manera de incorporar hábitos saludables en nuestro día a día.

   Y es que, según recuerda la SEEDO, la obesidad en sí misma es uno de los factores determinantes de otras patologías metabólicas, locomotoras, psicológicas, cardiovasculares y cáncer. Por ello, conocer las causas y mecanismos que llevan a la obesidad, y cómo ésta desarrollará o influirá sobre sus complicaciones y comorbilidades, son la mejor forma de poder prevenirla y tratarla.

   Así, Petratti subraya que una persona debe plantearse el perder peso cuando su índice de masa corporal (peso en kilos dividido por altura al cuadrado) supera el número 26. "Es el momento de acudir a un especialista, a un dietista-nutricionista o bien con un profesional que nos guíe y adapte la dieta a las necesidades de cada uno", afirma.

   Según defiende, la dieta mediterránea es el paradigma a seguir, si bien insiste en la necesidad de sumarle el ejercicio, los 150 minutos a la semana de ejercicio recomendados por la OMS y las dos veces de fortalecimiento muscular. "Con este ejercicio, que puede repartirse en 30 minutos de ejercicio al día, uno quema grasa. Siempre hay que adaptar la duración y la intensidad a cada cuerpo y condición de la persona. Es clave porque no sólo los beneficios de la actividad física se traducen en pérdida de grasa sino que van a ayudar a las personas a mantener el peso que han perdido", agrega.

   A su vez, recuerda que el ejercicio mejora la sensibilidad a la insulina y el metabolismo de la glucosa, de forma que será también ventajoso si nos encontramos frente a una persona que no come de forma saludable y hace picos de insulina, algo que le provocará el tener hambre de forma más habitual y no estar saciado. "El ejercicio mejorará la condición de la persona que no come saludable. El ejercicio induce sensación de saciedad y mejora la calidad de vida (sueño, colesterol), además de prevenir la obesidad y el sobrepeso", aclara.

   En este contexto, Petratti reseña que la mayor parte de las dietas responden a una restricción calórica, "una estrategia que no es la ideal" a su juicio. Según defiende la coach nutricional, es esencial a la hora de perder peso el tener forjada una educación nutricional adaptada a los gustos de la persona, que sea lo ma*s equilibrada posible, para lograr una mayor adhesio*n en el tiempo hacia unos hábitos saludables.

   También habla de la importancia de automotivarse y de mantener un pensamiento positivo durante todo el proceso, con el objetivo de generar un plan de acción diario, derribar todos los pensamientos limitantes para perder kilos, como el 'yo no soy capaz', y el ser consciente día a día de lo que quiero comer, de que me tengo que mover. "Dieta, más ejercicio más pensamito positivo, son las tres claves para perder peso esta pandemia", subraya.

   Sobre por qué hay mucha gente que se pasa la vida a dieta y no pierde peso, Petratti indica que porque no aplican este método de hacer ejercicio y movilizarse, porque al cerrar la boca muchas veces no bajamos de peso "Cuando vivimos una época donde el estrés es crónico, como en la pandemia, y no descansamos bien, muchas veces es imposible el bajar de peso. También debemos descansar", apostilla.

   Así con todo, insiste en la necesidad de:

   1.- Crear hábitos saludables: "Como todo trabajo requiere responsabilidad y compromiso con uno mismo, ésa es la clave. El objetivo es perder peso pero el propósito es sentirte bien".

   2.- Reforzando el compromiso: "Cada vez que te despiertas, pregúntate cuál es tu propósito en la vida. Pero recuerda que de nada sirve cumplir sueños si no se tiene salud para disfrutarlos. Los ingredientes esenciales para tu salud son: La alimentacio*n, la actividad física y las emociones positivas".

   3.- Cambiar el pensamiento para cambiar los hábitos. "Es un trabajo a diario construir hábitos saludables que nos limitan los pensamientos negativos y las creencias. Los cambios se transforman saliendo de la zona de confort aceptando y confiando. Los cambios pequeños y simples pueden convertirse en ha*bitos saludables que tienen un impacto a largo plazo en tu peso, tu salud y tu bienestar. Esos cambios tardan 33 días en implementar el nuevo hábito", precisa.

   4.- Diseñar micropasos a diario, generar un hábito de ejercicio para llegar a los 30 minutos de ejercicio diario.

Contador