Publicado 21/03/2021 07:59CET

Pensar sin dejar de vivir: cómo no darle tantas vueltas a las cosas

Archivo - Mujer sonriendo junto a una ventana con una taza.
Archivo - Mujer sonriendo junto a una ventana con una taza. - GRADYREESE/ISTOCK - Archivo

   MADRID, 21 Mar. (EDIZIONES) -

   Los seres humanos por regla general, porque siempre hay excepciones, tendemos a darle mil vueltas a las cosas, a enrevesarlas, a verlas más catastróficas, cuando generalmente son más sencillas, más simples de lo que hemos maquinado en nuestra cabeza.

   "Por eso tenemos que aprender a controlar estos pensamientos, más ahora en la pandemia, donde vemos todo un poco más negro, y no precisamente brillan las situaciones gratificantes", así lo defiende en una entrevista con Infosalus el psicólogo Nacho Coller, autor de 'Vivir nunca falla. Cómo pensar sin dejar de vivir' (Vergara), un "libro pensado para tomar conciencia de cómo está nuestra vida y cambiar todo aquello que no nos gusta, a través de la reflexión sobre los aspectos clave de la Psicología".

   Así, este terapeuta defiende la idoneidad de su libro en tiempos de pandemia porque "desde un humor positivo" hace frente en 10 capítulos a las principales dificultades que puede presentar la persona en su día a día y para las que la Psicología tiene una explicación, que el narra en sus 350 páginas. "La idea del libro es quedarnos con un poco de esperanza porque hay posibilidades de hacer cosas, de introducir actitudes o comportamientos en mi día a día para sentirnos mejor y nuestro índice de satisfacción vital mejore, tan necesario hoy en pandemia", remarca.

   Por ejemplo, el primer capítulo está orientado hacia la autoestima de las personas. Hay otro dedicado a las personas procastinadoras, aquellas que siempre posponen sus actos, según cuenta, mientras que destina otro a los gurús de la felicidad, a la vez que otro versa sobre la toma de decisiones, "pero sin duda el que más relacionado está con la idea del libro es el de 'easy people'".

   Según describe Coller, se trata de "gente fácil", de aquellas personas que nos hacen sentirnos bien, y en el que nos anima a ser conscientes de que nosotros también podemos ser de esa manera. Para ello describe cuáles son las estrategias que pueden hacer que nos sintamos mejor en nuestro día a día, de acuerdo siempre con la Psicología.

MENOS PENSAR Y MÁS VIVIR

   "En el capítulo explica cómo son los mecanismos que utiliza este modelo de Psicología para que las personas vayamos por la vida un poco mejor. No hace falta estar mal para ir al psicólogo, quiero mejorar mi vida sin patologías. Para ello hace falta menos mente y más vida, el darle menos importancia a las cosas que pensamos y más a las que vivimos, y este capítulo te brinda los mecanismos y estrategias para para adquirirlos y ponerlos en tu repertorio conductual", afirma el psicólogo.

   Con ello, invita a dar más valor a los pensamientos que invitan a la acción, "somos lo que hacemos", y a no dar tanto valor a lo que pensamos, a nuestros pensamientos y emociones porque, según insiste, "están sobrevalorados". "Date cuenta de que no todo lo que piensas tienes valor. Sí lo tiene aquello que te conecta con tus valores, y lo que haces con propósito hay que enmarcarlo. Pero lo que no te invita a ello es normal que lo pienses porque el ser humano somos así. Por eso, tenemos que intentar no hacer caso de estos pensamientos y aprender a vivir con ellos", subraya Coller.

   Es más, reconoce que el ser humano muchas veces no puede controlar el que nuestra mente vaya tan rápido, que le demos tantas vueltas a las cosas, y es que, según reseña, tenemos un cerebro que va al futuro, a pensar de manera negativa para estar preparado, pero también que va al pasado a recordar lo malo por si nos puede ocurrir de nuevo.

   "Lo que es conveniente es no darle tanto valor a esto y aprender estrategias para centrarnos en lo que nos hace sentirnos bien, en vivir el presente, en no darle valor a esto. Falta aprender a intentar regularlo asumiendo que no siempre podremos regular el control de nuestros pensamientos. Hay muchos pacientes en la consulta con sensación de fracaso e inutilidad, porque no han conseguido ser lo felices que les dicen que hay que ser", advierte.

   Nacho Coller hace hincapié en que la realidad es otra, en que hay que ser más sensatos y un día nos sentimos mal, darnos esa licencia porque lo normal es ser siempre feliz. "¿Qué puedo hacer e influir para atascarnos lo menos posible? Tenemos que tender a ello, con esperanza a ello, contra esa corriente del 'todo irá bien', 'tú si quieres, puedes', 'todo el poder está dentro de ti'; unas frases que refrendan la no aceptación del sufrimiento, y más en esta pandemia que nos ha pillado con la guardia muy baja", mantiene el psicólgo.

   En última instancia, sostiene que esta pandemia nos ha podido demostrar que "no somos supermanes" y sí personas de carne y hueso, que podemos tener nuestros vaivenes en el día a día, que es lo normal en la vida. "Todos tenemos derecho a estar mal y el que diga que no está mintiendo", asevera Coller.

   Cree finalmente que la pandemia no va a servir para nada, se muestra pesimista con que vaya a provocar un cambio en nuestra sociedad, "no hemos aprendido y seguiremos manteniendo actitudes y comportamientos que son muy infantiles, transgresoras", donde siempre se prima el bien individual frente al del resto, aunque sí mantiene la esperanza de que esta coyuntura nos sirva a nivel individual, a algunas personas, para realizar cambios en nosotros para mejor.

Contador