Los pediatras recomiendan homeopatía en lugar de antiinflamatorios en casos de fiebre infantil

Actualizado 22/10/2010 14:09:33 CET
- GRUPEMA

Los antipiréticos bajan la fiebre, pero no regulan la respuesta del organismo a los virus

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La mayor parte de los casos de fiebre infantil son procesos "banales" que pueden solventarse con hidratación y medicamentos homeopáticos, biorreguladores que estimulan las defensas, en lugar de usar antiinflamatorios o analgésicos, según afirman los especialistas del Grupo Pediátrico Madrileño de Formación Continuada (GRUPEMA).

Tal y como explica la representante de GRUPEMA Beatriz Real, los productos homeopáticos "ayudan a regular o modular la respuesta del organismo frente a los virus, facilitando la acción de sus defensas naturales, mientras que los antipiréticos simplemente bajan la fiebre".

Los medicamentos homeopáticos compuestos o biorreguladores contienen principios activos de origen vegetal y mineral, en microdosis, equivalentes a las de los mediadores de la inflamación, señalan desde GRUPEMA.

De este modo, estabilizan el sistema inmunitario, a través de las respuestas TH1 y TH2, y regulan la respuesta inflamatoria TH3, por lo que, "a diferencia de los tratamientos convencionales, carecen de efectos secundarios e interacciones", asegura la doctora Real.

"La medicina biorreguladora --añade-- puede utilizarse en patologías de todo tipo, tanto procesos agudos como crónicos. Para los pediatras quizá sea particularmente interesante su uso en patologías de vías respiratorias altas por su alta frecuencia en las consultas de Atención Primaria".

Además, según datos de la Asociación para el Estudio de la Medicina Biorreguladora (ASEMBIOR), más de 2.000 pediatras utilizan medicamentos biorreguladores en sus consultas y la tendencia está aumentando, afirman los pediatras madrileños.

MIEDO A LA FIEBRE ENTRE LOS PADRES

En esta línea, los especialistas de GRUPEMA han querido destacar el incremento del miedo a la fiebre entre los padres durante los últimos años. De hecho, un estudio publicado por la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Navarra en la 'Revista de Enfermería', cita entre sus conclusiones que "los padres de niños entre 0 y 3 años y los profesionales sanitarios sufren un temor exagerado respecto a la fiebre y sus complicaciones; este temor es el origen de muchas falsas creencias y actitudes en cómo manejar y tratar la fiebre".

Estas "falsas creencias" son muy frecuentes, según un estudio publicado este mes en la revista 'Journal of Paediatrics and Child Health', que revela que el 84 por ciento de los padres creen que si su hijo no se trata la fiebre sufrirá convulsiones y el 10,5 por ciento daño cerebral.

Las ideas erróneas crecen a medida que el nivel educativo es más bajo, afirman desde GRUPEMA. Sin embargo, son los padres con mayor educación los más propensos a administrar con facilidad antiinflamatorios para bajar la fiebre (antipiréticos), según concluye un estudio publicado el pasado mes de junio en la revista 'Scandinavian Journal of Primary Health Care'.