Publicado 29/04/2022 09:52

Patentan un dispositivo que ayuda a prevenir infecciones graves por la inserción de catéteres venosos periféricos

Dispositivo 12CLIP para ayudar a prevenir el riesgo de infecciones graves en pacientes producidas por la inserción de catéteres venosos periféricos
Dispositivo 12CLIP para ayudar a prevenir el riesgo de infecciones graves en pacientes producidas por la inserción de catéteres venosos periféricos - HOSPITAL 12 DE OCTUBRE DE MADRID

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El doctor Francisco López Medrano, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario 12 de Octubre, ha inventado un dispositivo que ayuda a prevenir infecciones graves derivadas de la inserción de catéteres venosos periféricos.

En concreto, se trata de una original pieza que se acopla al catéter venoso periférico, por el que se administran líquidos intravenosos, medicamentos o se extrae sangre, y facilita su inserción en el paciente en condiciones de asepsia.

El dispositivo, denominado 12CLIP y que ya ha sido patentado, está considerado como una iniciativa innovadora en el sector sanitario, al ser capaz de minimizar el número de infecciones potencialmente graves que se producen en el mundo asociadas a este tipo de catéteres, ha indicado el centro hospitalario en un comunicado.

El catéter venoso periférico es un tubo muy fino y flexible que se inserta en una vena del antebrazo o de la mano y es el más utilizado en medicina para la administración de tratamientos intravenosos, aproximadamente 1.200 millones de veces al año en el mundo.

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la inserción de este tipo de catéteres establecen el uso de guantes no estériles, pero simultáneamente determinan que se realice mediante una técnica aséptica.

Según ha explicado el doctor López Medrano, ambas premisas son incompatibles, ya que la manipulación del catéter en su zona proximal (la que queda en contacto con la vena en la que se introduce) lo expone a bacterias que pueden provocar desde infecciones e inflamaciones locales (flebitis), hasta complicaciones más graves (sepsis, endocarditis, abscesos) si estas bacterias pasan a la sangre.

En este sentido, uno de los avances de este dispositivo es que permite manipular el catéter sin necesidad de tocar con los guantes no estériles la zona proximal y, una vez colocado en el paciente, se retira y el catéter queda insertado en la vena, sin que se haya perdido la esterilidad en ningún momento.

Según el centro hospitalario, el beneficio para la salud del paciente es incuestionable, no solo porque disminuirían de forma considerable las infecciones derivadas de esta acción, sino también porque se reduciría el gasto que estas infecciones suponen para el Sistema Nacional de Salud (SNS), estimado en 18.000 euros por episodio de bacteriemia, es decir, el paso de las bacterias al torrente sanguíneo.

INICIATIVA RECONOCIDA EN EL SECTOR SANITARIO

Este dispositivo comenzó a fraguarse en 2016 en el marco de un proyecto de la Unidad de Enfermedades Infecciosas con el esbozo de un primer prototipo que se ha ido perfeccionando con el tiempo hasta conseguir una herramienta que se adapta al catéter sin necesidad de
manipular la zona proximal que se introduce en la vena.

Los ajustes realizados hasta conseguir el modelo definitivo han hecho posible que tenga ya una patente que permite iniciar el desarrollo comercial o empresarial del dispositivo, gracias también a la colaboración de la Unidad de Innovación del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre i+12.

Ha sido premiado por el programa Healthstart madri+d de la Fundación para el Conocimiento madri+d -Comunidad de Madrid- y la Plataforma de Innovación en Tecnologías Médicas y Sanitarias, promovida por el Instituto de Salud Carlos III (ITEMAS), por ser una iniciativa innovadora en el sector sanitario basada en tecnologías de la salud.

663266.1.260.149.20220429095235
Vídeo de la noticia
Contador