El papel inmunomodulador de la leche materna y su composición serán temas centrales en el congreso de la SEPEAP

Publicado 18/10/2018 14:33:12CET

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

La 32ª edición del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), que comenzará el próximo jueves en Málaga, tendrá como temas centrales el papel inmunomodulador de la leche materna y las novedades descubiertas en torno a su composición.

El simposio 'Entrenamiento del sistema inmunitario a través de la microbiota' estará moderado por la jefa de sección de Gastroenterología Pediátrica del Hospital La Fe de Valencia, la doctora Carmen Ribes-Koninckx.

El presidente de la Sociedad Valenciana de Pediatría, el doctor Luis Blesa, que participará como ponente en la mesa, ha valorado como "importante resaltar las últimas novedades en relación a la composición de la leche materna por su papel como inmunomodulador y como catalizador de la absorción de nutrientes esenciales, como los ácidos grasos y el calcio".

En este sentido, también se pondrá de relevancia cómo la lactancia materna modula la microbiota intestital y cómo ésta entrena de forma natural el sistema inmunitario del bebé. Existe un alto potencial de intercambio entre la microbiota intestinal y el sistema inmunitario, puesto que entre el 70 y el 80 por ciento de las células inmunitarias reside en la microbiota.

En ocasiones, esta microbiota puede verse alterada por factores genéticos, por el tipo de parto, si ha sido por cesárea o vaginal, por el uso de antibióticos o por la contaminación. Los últimos estudios clínicos en este contexto sugieren que la nutrición y, en concreto, el uso de prebióticos y probióticos, puede ser una estrategia válida para modular la microbiota intestinal y entrenar el sistema inmunitario frente a infecciones.

En referencia a la composición de la leche materna, el simposio destacará la importancia del perfil lipídico de la leche materna, en cuanto a su contenido en ácido palmítico, un 25 por ciento, y de beta-palmitato, un 72 por ciento. Ambos aportan múltiples beneficios en cuanto a la mejora de la absorción de los ácidos grasos y el calcio.

Estudios recientes muestran que el ácido palmítico es fundamental en el desarrollo del sistema nervioso central, a la vez que favorece la velocidad de crecimiento y creación del calcio. Por otro lado, en beta-palmitato contribuye a una mayor absorción de la grasa y el calcio a lo largo del tracto digestivo.

LOS PRIMEROS 1.000 DÍAS DEL BEBÉ

Otro de los temas a tratar durante la cita será la nutrición en los primeros 1.000 días del bebé y la introducción a la alimentación complementaria como un moemnto crucial en su desarrollo.

Debe ser lo más natural posible y, por ello, se recomienda la introducción de cereales como primer alimento, siempre que no llevan azúcares añadidos, conservantes, colorantes ni sal. Además, tienen que contar con un porcentaje alto en fibra y vitamina B1.

Contador