Pakistán.- Unos 250.000 niños mueren al año en Pakistán por enfermedades relacionadas con agua en mal estado

Actualizado 19/04/2011 15:31:05 CET

NUEVA YORK, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 250.000 niños mueren en Pakistán por enfermedades relacionadas con la mala calidad del agua, según un estudio del Consejo paquistaní de Control de los Recursos Hídricos (PCRWR), que ha revisado el 82 por ciento de los depósitos de agua en 24 distritos del país.

El informe recoge el trabajo de cinco años por parte del órgano de Gobierno, en el que se asegura que unos 250.000 niños mueren al año en Pakistán como resultado de enfermedades diarreicas originadas por agua en mal estado, según informó la agencia de noticias humanitarias de la ONU, IRIN. El director del PCRWR, Aslam Tahir, explicó a los medios que se trata de un estudio "exhaustivo".

Shamshad Alí, de cinco años, sufrió durante semanas fuertes diarreas y fiebre altas antes de sentirse lo suficientemente fuerte para poder salir a la calle en su localidad natal, Sheijupura, en la provincia de Punjab.

"Durante unos días, cuando estaba realmente enfermo y débil y no podía dejar de echar líquido, pensamos que se nos iba. Estábamos aterrorizados porque el año pasado, mi primo perdió a una hija de cuatro años por la diarrea", explicó el padre, Muhamad Ajtar.

Algunas asociaciones creen que el problema puede resolverse adoptando medidas autóctonas. La Asociación del Desarrollo Humano utiliza sistemas de filtración a través de dos vasijas de barro en dicha provincia. Jursheed Bhatti, director de la ONG, aseguró que con este método se puede limpiar quince litros de agua al día.

La pobreza y la falta de conocimiento de parte de la población impiden que los paquistaníes puedan acceder a agua potable. Uzma Bibi sabe que el agua debe hervirse antes de poder beberse, pero: "¿cómo puede conseguirlo si sólo tengo un pequeño calentador de queroseno con una cerilla?".

"Tengo que preparar la comida a diario para nueve personas en el mismo calentador y los crecientes precios del combustible nos impiden que nos podamos permitir mantener la llama encendida excepto si es esencial para cocinar", se lamentó Bibi.

La pediatra Rubina Ijaz, en Sheijupura, asegura que "cada día ve a la gente sufrir enfermedades por agua en mal estado". Los niños son los más perjudicados, ya que las madres que no pueden darles el pecho mezclan los alimentos infantiles con agua en mal estado que provoca enfermedades.