País Vasco.- Un total de 90.300 vascos han padecido la Gripe A y la tasa de vacunación es del 22,6%

Actualizado 24/03/2010 16:05:50 CET

Sanidad ha invertido 3,24 millones en vacunas y 38.570 euros en antivirales y advierte de que "sigue siendo importante inmunizarse"

BILBAO, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Osakidetza ha atendido a un total de 90.300 personas afectadas por la Gripe A, de las que 733 fueron hospitalizadas y siete fallecieron, y ha vacunado a un 22,6 por ciento de la población incluida en los grupos de riesgo por esta pandemia, que ha originado un gasto de 4,4 millones de euros. El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, insistió en que "sigue siendo importante inmunizarse" y explicó que aún no se ha decidido el uso de las vacunas sobrantes en esta campaña.

Bengoa se pronunció, de esta manera, durante la Jornada sobre la Gripe A 'Lecciones Aprendidas' que hoy se celebra en Bilbao, con la presencia de responsables de Sanidad y representantes de los medios de comunicación, con el objetivo de "identificar cómo podemos hacerlo mejor entre todos".

El consejero, que advirtió de que "no hay que subestimar" esta enfermedad, explicó que, "cuando vuelva la estación de la gripe este año es probable que vuelva esta gripe", y subrayó que, "aunque ese virus no ha sufrido cambios importantes antigénicos, sigue siendo muy importante inmunizarse de nuevo" con la nueva vacuna porque "es muy probable que se hayan salvado muchísimas vidas de esa forma".

"Como en las gripes de otros años, hay que revacunarse todos los años", apuntó Bengoa, que apeló a la relevancia de "seguir manteniendo el nivel de alerta que requiere esta situación".

En el caso de la Comunidad Autónoma Vasca, los servicios de Atención Primaria han atendido a un total de 90.300 personas por Gripe A (4,4 por ciento), un "escenario mucho menor" que el "peor" planteado para acometer la situación, según indicó el director de Osakidetza, Julián Pérez. De ellos, 733 fueron hospitalizadas y 74 ingresaron en la UCI. Siete personas fallecieron por esta causa (el 0,008% de los atendidos en Atención Primaria).

A pesar de que las tasas de afectados como de hospitalizados fue mayor que la media del Estado, tanto el porcentaje de ingresos en la UCI como de fallecimientos fue menor.

La mayor incidencia de la Gripe A en Euskadi se produjo entre los más jóvenes, de manera que los grupos con más casos son los de edades comprendidas entre los 5 y los 14 años y los menores de cuatro años, por este orden. Sin embargo, la edad media de las personas hospitalizadas es de 38 años, 34 la de los ingresados en la UCI y 61 la de las personas fallecidas.

Un total de 104.884 personas se han vacunado contra la Gripe A, lo que supone un 22,6 por ciento de la población incluida en los grupos de riesgo, frente al 69,8 por ciento alcanzado en la campaña de la gripe estacional, y el consumo de antivirales asciende a 3.649 envases.

La mayor tasa de vacunación para la Gripe A corresponde a la población con patologías asociadas (26,6%), mientras que en las mujeres embarazadas es del 10,4 por ciento, en el personal sanitario del 9,3 por ciento y en trabajadores de servicios esenciales del 2,5 por ciento.

En esta campaña, que continúa abierta, Sanidad ha detectado 1.229 sospechas de reacciones adversas, las más frecuentes reacciones locales en la zona de intección y en algunos casos fiebre y malestar general. Los afectos adversos, explicó Pérez, se encuentran "dentro de lo esperado" y es similar a la gripe estacional.

EXCEDENTES

En cuanto a los excedentes de vacunas (en Euskadi se han usado un tercio aproximadamente de las 370.000 adquiridas), el consejero de Sanidad indicó que aún no se ha adoptado una decisión al respecto y añadió que se estudiará "si podemos reutilizar en la siguiente campaña". En cualquier caso, recordó que España es uno de los países que ha comprado de manera "más prudente" y justificó su adquisición manifestando que "había que prevenir, prepararse para una situación mayor".

Ante las reticencias que ha suscitado la vacuna, el viceconsejero de Sanidad, Jesús María Fernández, insistió en que está avalada por "toda la comunidad científica", y admitió que muchos profesionales sanitarios recomiendan la vacunación pero no se vacunan, como sucede con la gripe estacional también, y "algunos" no han trasladado esta recomendación a sus pacientes, de modo que "la sensación de alarma que hemos transmitido a la población no se ha traducido en un comporamiento de protección frente a esta alarma". Por ello, indicó es preciso "estudiar" este aspecto.

En la misma línea, Bengoa incidió en la necesidad "trabajar ese terreno de juego", ya que, según destacó, "la población cree más a los médicos y enfermeras que en la administración y en los medios", por lo que es "el ámbito de credibilidad que hay que mejorar".

El teléfono habilitado con motivo de esta pandemia ha atendido, por el momento, unas 17.000 llamadas, de las que el 68 por ciento de las situaciones se resolvieron y el resto fueron derivadas.

GASTO SANITARIO

El gasto realizado por Sanidad supera los 4,4 millones de euros, la mayor parte dedicado a la vacuna pandémica (3,24 millones). Además, se ha invertido 171.516 euros en campañas de comunicación dirigidos a la población, 445.631 en la plataforma tecnológica habilitada, 38.570 en el consumo de antivirales y 500.000 euros en otros materiales como mascarillas o guantes.

En relación al coste económico de la gestión de la Gripe A, el viceconsejero recordó que "estamos hablando de riesgos sanitarios" y, por tanto, "la responsabilidad de las instituciones sanitarias es prevenirlos". Gracias a estas inversiones, añadió, "se han evitado muertes, absentismo laboral" y, además, "se ha incrementado el nivel de seguridad" de la población.

Según el balance realizado por la Sanidad vasca, entre los puntos que se deben mejorar, es la necesidad de "restablecer" la confianza de la población en la seguridad y la efectividad de las vacunas, así como sensibilizar al personal sanitario. También incluyen entre estos puntos el reforzamiento "continuo" de los aspectos higiénico sanitarios y la relación con los medios de comunicación.

Pérez subrayó que, gracias a la Gripe A, "estamos mejor preparados para futuras emergencias de salud pública", tanto nuevas gripes como desastres naturales o no naturales.

ESTUDIO DE OPINIÓN

Sanidad ha realizado un estudio de opinión sobre la gestión de la Gripe A, realizada entre profesionales sanitarios, población afectada o no por esta enfermedad y representantes de los medios de comunicación.

Entre las conclusiones de este informe, según explicó el viceconsejero, se encuentra el hecho de que la OMS ha sido la institución que ha tenido mayor protagonismo y también la que ha visto su imagen "más dañada". Por el contrario, tanto la administración sanitaria vasca como la central obtienen "valoraciones muy positivas".

El estudio apunta, entre sus conclusiones, la necesidad de "reforzar la figura de los profesionales sanitarios y dotarla de mayor relevancia a nivel mediático e institucional", así como "un mayor cuidado" en la información difundida.

El titular vasco de Sanidad abogó por trabajar en una "cogestión" en el caso de que se produzca en el futuro "una epidemia más agresiva" y, en este sentido, pidió que administración y medios de comunicación, "al principio del siguiente brote, nos sentemos juntos para ver cómo procesar la información" porque "es posible que, en una situación más seria, nos ayuden a contener una epidemia".