Actualizado 03/02/2012 15:09:15 +00:00 CET

País Vasco y Cantabria piden dar una solución "nacional" para pacientes de zonas limítrofes

Hospital En Cantabria
Foto: EUROPA PRESS

Los consejeros de Sanidad se reúnen en Bilbao con el objetivo de "restablecer" la atención "recíproca" entre ambas comunidades

   BILBAO, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los consejeros de Sanidad del País Vasco y Cantabria, Rafael Bengoa y María José Sáenz de Buruaga, respectivamente, han abogado por abordar en el próximo Consejo Interterritorial de Salud la atención de pacientes en zonas limítrofes para "encontrar una solución nacional" ya que esta cuestión va "bastante más allá de posibles arreglos bilaterales".

   Los responsables en materia de Salud de las dos comunidades autónomas han mantenido un encuentro en Bilbao para abordar la atención sanitaria de poblaciones limítrofes, que ha transcurrido con "cordialidad" y que es, en palabras de Sáenz de Buruaga, "ejemplo de lealtad y de cooperación institucional".

   En declaraciones posteriores a los medios, los dos consejeros han coincidido en la necesidad de buscar una "solución" en el ámbito estatal a la atención de pacientes entre comunidades autónomas. "Este tema va bastante más allí que los posibles arreglos bilaterales que hay entre comunidades y necesitamos encontrar un 'modus operandi' nacional", ha asegurado Bengoa.

   El consejero vasco ha dicho coincidir con Sáenz de Buruaga en que "a estos problemas nacionales hay que encontrarles una solución nacional". De este modo, la consejera cántabra ha insistido en que "este tema se está reproduciendo en muchas comunidades autónomas y trasciende a lo que es el propio ámbito de la sanidad autonómica para convertirse en una cuestión del sistema nacional de salud, porque estamos hablando de derechos de pacientes y de cohesión y equidad".

   Por ello, cree "bueno" que en el Consejo Interterritorial de Salud "hablemos de estas cosas", teniendo "como eje a los pacientes y a la cohesión del sistema, que es un valor que no debemos perder".

   En esta línea, Bengoa ha confiado en que "antes de final de mes" se pueda "contar cuál es, desde el Consejo Interterritorial, una solución nacional a este problema". Según ha explicado, aunque aún no se ha fijado fecha para su reunión, está previsto que el encuentro se produzca a mediados de este mes y, en cualquier caso, ha esperado que sea "antes de que acabe el 'dead line' con La Rioja".

   En relación al conflicto originado con esta comunidad por la atención especializada de los pacientes de Rioja Alavesa, ha asegurado que, por el momento, "no hay novedades" y que, por tanto, los equipos de ambos servicios de salud siguen negociando para ver "qué contraprestaciones técnicas les damos y ellos a nosotros". Asimismo, ha reiterado que el Gobierno vasco mantiene su postura de que no habrá "transacción económica", sino que tiene que haber "una transacción técnica" entre servicios prestados a los pacientes de ambas comunidades.

   De cualquier modo, ha resaltado que "el tema de la atención limítrofe", que puede tener "un poquito más de morbo", está "distrayendo de temas bastante más importantes", como los "retos" de la mejor gestión de los pacientes sobre todo los crónicos y también asegurar que "encontremos un modelo de sostenibilidad" del sistema.

   "El problema real del sistema de salud es encontrar algo que nos lleve a sistemas más integrados y una mejor gestión de ese tipo de pacientes", ha indicado el consejero vasco, que ha asegurado que "lo oportuno no es poner una etiqueta económica al flujo de pacientes en una dirección o en otra, sino asegurar que la calidad de los cuidados entre unos y otros es la que se debe prestar".

   En este sentido, ha lamentado que se hable tanto de "quién da qué y cuánto cuesta" y ha esperado que, "dentro de un mes, dejemos de hablar de atención limítrofe y podamos estar hablando de la sostenibilidad del sistema".

ACUERDO CON CANTABRIA

   En el encuentro de este viernes, los dos consejeros han analizado la atención a la población de ambas comunidades residentes en localidades limítrofes, con el objetivo de "restablecer la situación" anterior al 1 de enero de 2011 y que la asistencia sea "recíproca y equilibrada", según ha indicado Sáenz de Buruaga.

   La consejera ha detallado que Euskadi y Cantabria han mantenido tradicionalmente relaciones "fructíferas" y "pacíficas", de manera que era "habitual que los pacientes de Castro Urdiales acudan a centros sanitarios del País Vasco, especialmente al hospital de Cruces o al ambulatorio de Doctor Areilza, a recibir consultas de especialidades o realizar pruebas".

   No obstante, ha añadido, la situación se modificó el pasado año como consecuencia de un previo acuerdo entre los responsables de ambas comunidades que "decide poner fin a esa derivación de pacientes castreños a los centros del País Vasco". De esta manera, en función de los datos que ha aportado, las derivaciones se han reducido de unos 4.400 pacientes al año a 1.260, un 70 por ciento, al "limitarse únicamente a la especialidad de dermatología".

   Ahora se pretende "recuperar esa doble dirección, si tenemos en cuenta de que Cantabria atiende a un buen número de población del País Vasco", ha apuntado la consejera, que ha explicado que su comunidad atiende "más de 50.000 consultas en atención primaria y este año hemos atendido en torno a 7.500 urgencias hospitalarias, más de 500 ingresos y 3.000 consultas en casos de pacientes del País Vasco".

   La responsable de Salud en Cantabria ha asegurado que las relaciones entre ambas comunidades son "de colaboración, reciprocidad y equilibrio" y ha resaltado que "Cantabria no debe nada al País Vasco, ni Cantabria reclama nada al País Vasco".

   Del mismo modo, Rafael Bengoa ha explicado que "el flujo" de pacientes entre Cantabria y Euskadi es "grande en las dos direcciones" y, en un análisis de costos, "probablemente salgamos muy a la par".

   Por otro lado, durante esta reunión, también se ha abordado la atención de la cronicidad, un ámbito en el que Euskadi es para Cantabria, en palabras de la consejera, "un interesante referente".

   Los dos consejeros han abogado por dar "más continuidad" al contacto entre las comunidades en próximos meses. Bengoa ha resaltado, en este sentido, que de todos los encuentros que está manteniendo con los responsables de las comunidades limítrofes, las relaciones están saliendo "más fortalecidas" y ha asegurado que hay "muy buen entendimiento con Cantabria".