Publicado 19/07/2022 16:33

Los pacientes quirúrgicos vacunados no tienen mayor riesgo de complicaciones tras la COVID-19

Cirugía de prótesis de cadera.
Cirugía de prótesis de cadera. - CLÍNICA CEMTRO

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de Kaiser Permanente (Estados Unidos) han concluido que los pacientes quirúrgicos vacunados no tienen un mayor riesgo de complicaciones tras la COVID-19.

Su estudio, publicado en la revista científica 'Annals of Surgery', no ha encontrado un mayor riesgo de complicaciones postoperatorias para estos pacientes en las semanas y meses posteriores a sufrir COVID-19 que en los pacientes de cirugía que no tenían antecedentes de tener coronavirus.

"Las directrices actuales recomiendan evitar la cirugía electiva hasta 7 semanas después de la COVID-19, incluso si un paciente tiene una infección asintomática. Pero a medida que la pandemia continúa, existe la preocupación de que retrasar las cirugías pueda causar más daño que beneficio a algunos pacientes. Si somos capaces de identificar a ciertos pacientes que pueden proceder a la cirugía a pesar de una infección reciente por coronavirus, eso sería un gran alivio para los sistemas de salud y sus pacientes", ha comentado el autor principal del trabajo, Sidney Le.

La noticia podría devolver una bienvenida sensación de previsibilidad a los hospitales que han tenido que hacer adaptaciones de última hora si un paciente de cirugía programada da positivo en la prueba de COVID-19, incluso si esa persona es asintomática.

"Hemos retrasado hasta un 10 por ciento de nuestras cirugías, o las hemos cancelado con poca antelación, porque las pruebas anteriores sugerían que podíamos estar poniendo a los pacientes en mayor riesgo por el estrés de la cirugía en combinación con la COVID-19", apunta otro de los autores, Bradley Cohn.

Durante la pandemia, las guías sobre cirugía y anestesia se han basado en estudios realizados antes de que las vacunas contra la COVID-19 estuvieran disponibles. "Había un enorme vacío en la literatura sobre cuál podría ser el riesgo para los pacientes en el entorno actual, en el contexto de una población cada vez más vacunada. Este es el primer estudio del que tengo conocimiento que demuestra que la vacunación mitiga el riesgo de daño en un paciente que ha tenido recientemente la COVID-19 y se ha recuperado para el momento de su cirugía", detalla Cohn.

Los investigadores analizaron los registros de 228.913 cirugías programadas por Kaiser Permanente en el norte de California entre enero de 2020 y febrero de 2022, el 4,8 por ciento de las cuales implicaron un caso confirmado de COVID-19 en las semanas anteriores o justo después de la cirugía. Compararon las tasas de complicaciones de los pacientes que tenían COVID-19 antes de la cirugía con grupos de control de pacientes que no lo tenían.

La tasa de complicaciones postoperatorias fue de aproximadamente un 5 por ciento y, en general, no hubo una tasa mayor de complicaciones entre los pacientes totalmente vacunados que sufrieron COVID-19 en las 4 semanas anteriores a la cirugía y los que no lo hicieron.

Contador