Los pacientes con EPOC permanecen en el hospital más días y con mayores complicaciones

Actualizado 14/06/2011 13:42:48 CET
VHIR

BARCELONA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) deben permanecer en el hospital una media de 14 días con respirador artificial y 24 días en la unidad de cuidados intensivos (UCI), lo que se traduce en un global de 42 días de ingreso hospitalario, tres semanas más que el resto, y mayores complicaciones.

Así lo constata un estudio multicéntrico en el que participa el Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) y que, financiado con fondos de La Marató de TV3, ha evaluado la repercusión que tiene la EPOC en la mortalidad, duración de los ingresos hospitalarios y las complicaciones en UCI en quienes la padecen.

Los resultados muestran que los pacientes intubados que sufren EPOC no exacerbada no están expuestos a un riesgo más alto de neumonía asociada por ventilación, pero tienen mayor mortalidad que otros pacientes ingresados en la UCI.

De los 235 pacientes que incluyó el estudio, 60 de los pacientes intubados --25,5%-- padecía EPOC.

Además se observó que estos pacientes, a menudo, padecían un mayor número de problemas asociados y complicaciones que los pacientes intubados sin EPOC.

Estos resultados muestran por primera vez el impacto directo del tabaco sobre este tipo de pacientes en la UCI, según ha resaltado el jefe del Servicio de Cuidados intensivos del Hospital del Vall d'Hebron y responsable del grupo de Investigación de Sepsis e infección respiratoria grave del VHIR, Jordi Rello.

El también jefe de grupo del CIBER de Enfermedades Respiratorias e investigador principal del estudio ha afirmado que "los resultados del estudio muestran que los pacientes con EPOC ingresados en la UCI no presentan más infecciones respiratorias a causa de su enfermedad crónica, como se suponía en la hipótesis de inicio, pero aún así, duplican el riesgo de fallecer respecto a otros pacientes".

Concretamente, la mortalidad atribuible a la EPOC no exacerbada en UCI es del 13,8 por ciento.

"Es evidente que fumar sale caro, no solo para la salud del paciente y su supervivencia, sino por su impacto en los costes de hospitalización asociados", indica Rello.

En el trabajo han participado también investigadores del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) en el Hospital del Mar de Barcelona, Hospital Joan XXIII de Tarragona y el Hospital Negrín de Las Palmas.

Realizado en la UCI y publicado en el último número de la revista 'Chest', el análisis incluyó a pacientes críticos expuestos a ventilación mecánica --respirador artificial-- sin evidencias de infecciones respiratorias y pacientes con Epoc no exacerbada, es decir, que no están ingresados a causa de esta enfermedad ni por complicaciones derivadas de la propia EPOC.