Publicado 25/06/2020 07:44CET

Los pacientes asintomáticos no solo contagian, también contaminan lo que tocan

Ambiente en Málaga con personas con mascarillas que aún se encuentra en Fase 1 a las espera de pasar a la fase 2 la próxima semana. Málaga a 25 de mayo del 2020
Ambiente en Málaga con personas con mascarillas que aún se encuentra en Fase 1 a las espera de pasar a la fase 2 la próxima semana. Málaga a 25 de mayo del 2020 - Álex Zea - Europa Press - Archivo

   MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Tanto los pacientes con COVID-19 sintomáticos como los asintomáticos tienen la capacidad de contaminar sus alrededores, según un nuevo estudio publicado en 'mSphere', una revista de acceso abierto de la Sociedad Estadounidense de Microbiología. Los datos, que provienen de un estudio de pacientes realizado en China, demuestran la importancia de la limpieza ambiental en áreas ocupadas por pacientes con COVID-19.

   "La colocación de pacientes con COVID-19 en habitaciones con presión negativa puede traer una falsa sensación de seguridad y se debe enfatizar la limpieza rigurosa del ambiente", advierte el autor principal del estudio, Zhiyong Zong, del Departamento de Control de Infecciones del West China Hospital, en Universidad de Sichuan.

   Si bien se ha reconocido que el virus SARS-CoV-2, el agente causal de COVID-19, puede ser adquirido a través de objetos o materiales que pueden transmitir infecciones, como ropa y muebles, la contaminación del entorno de los pacientes por SARS-CoV-2 es en gran parte desconocido y poco estudiado.

   En el nuevo estudio, los investigadores tomaron muestras de los alrededores y el aire de 6 salas de la unidad de cuidados intensivos (UCI) de presión negativa con 13 pacientes con COVID-19 confirmados por laboratorio que habían regresado del extranjero en una sala de aislamiento designada en Chengdu (China).

   La cohorte del estudio incluyó dos pacientes asintomáticos. Los sitios muestreados incluyeron barandillas de la cama, picaportes de puertas de habitaciones, interruptores de luz, botones de descarga de pie, bordes de lavabos, inodoros, mesas de noche, sábanas, almohadas, el suelo, salidas de escape de aire y el propio aire.

   Los investigadores encontraron que 44 de las 112 muestras de superficie (39,3%) fueron positivas en SARS-Cov-2, detectadas por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en tiempo real. Todas las muestras de aire fueron negativas.

   "Los hallazgos sugieren que el entorno del paciente en esta sala de aislamiento de presión negativa no en la UCI para pacientes con COVID-19 con enfermedad leve o sin síntomas estaba muy contaminado por el SARS-CoV-2", escriben el doctor Zong y su equipo.

   "En particular, en una habitación individual con un paciente asintomático, 4 sitios que incluyen barandilla, almohada, sábana y la salida de escape de aire fueron positivos para el SARS-CoV-2 --añade--. Esto resalta que los pacientes asintomáticos con COVID-19 pueden contaminar sus alrededores y por lo tanto hacer que las personas que tengan contacto directo con ellos, como sus familiares y trabajadores de la salud, que estén expuestos al SARS-CoV-2".

   Los investigadores dicen que el aislamiento de los pacientes asintomáticos con COVID-19 en el hogar impone riesgos a los miembros de su familia y que los hospitales de refugio pueden ser una mejor opción. "Los hallazgos también destacan que se debe enfatizar la limpieza ambiental", recuerdan los investigadores.