'Paciente Experto Anticoagulado' mejora la formación de los enfermos y su calidad de vida

Actualizado 19/10/2012 15:43:46 CET
FEASAN

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El proyecto 'Paciente Experto Anticoagulado', una iniciativa promovida por la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN) y la compañía Boehringer Ingelheim, ha repartido este viernes a 10 pacientes de fibrilación auricular los diplomas que acreditan su formación y capacitación para enseñar a otros semejantes, lo que aumenta su calidad de vida y reduce costes a la Administración.

"El paciente no debe ser un mero receptor, debe actuar, tomar decisiones, en definitiva, responsabilizarse de su cuidado y salud. Por ello, un programa como este es imprescindible", señala el presidente de la FEASAN, Luciano Arochena, quien asegura que "un paciente informado es un paciente más involucrado con su enfermedad y conocedor de los riesgos que conlleva, así como de su tratamiento".

A este respecto, explica a Europa Press, que este "gran proyecto" fue seleccionado a nivel mundial por el laboratorio Boehringer Ingelheim. Su objetivo es que el paciente se convierta en un "experto" a la hora de conocer su enfermedad para poder informar otros pacientes.

Se trata de que no sea un "paciente pasivo, que acude al médico, se siente y escuche "lo que dice" y se "calle la boca", indica. "Nadie mejor que nosotros" para conocer la enfermedad y para explicar al facultativo "lo que tenemos", añade.

"Las ventajas son enormes. Una persona experta no es conflictiva: le puedes explicar. Los resultados son mejores, pues los cinco minutos que pasa con el médico son más productivos, al saber lo que tiene", insiste.

Para conseguir estos propósitos, los pacientes, seleccionados por la propia FEASAN, a través de sus asociaciones y centros de salud, han recibido formación presencial y 'on line'. Los candidatos han sido pacientes con fibrilación auricular que tuvieran ciertas habilidades: saber navegar por Internet o comunicar.

"El resultado han sido unas notas muy satisfactorias", explica Arochena. Ahora, cada uno de los pacientes tiene que enseñar a otros diez. Para ello, utilizarán "guías, libros, carpetas", concreta.

El acto de entrega de los diplomas ha sido presidido por la subdirectora general de Calidad y Cohesión de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Sonia García De San José, quien ha aplaudido la iniciativa y ha asegurado que la Administración tiene previsto crear una 'Red de escuelas de pacientes' en diferentes patologías.

Sin embargo, De San José no ha precisado cuándo comenzaría esta iniciativa, sin embargo, ha invitado a la propia FEASAN a las reuniones de trabajo para configurar la idea. Considera, así, que un paciente bien informado reduce costes económicos a la Administración.

PARTICIPAR EN "LA TOMA DE DECISIONES"

Por su parte, Ángel Castellanos, médico de familia del Grupo de Estudios de Enfermedades Cardiovasculares de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), reconoce que la iniciativa es "magnifica", al tratar de conseguir que los pacientes cambien la "relación tradicional" médico-paciente. Hay que conseguir que el paciente conozca su enfermedad y participe en "la toma de decisiones", señala. "El fututo es que el paciente esté verdaderamente informado en su enfermedad", añade.

En este sentido, sobre si los pacientes españoles son realmente conocedores de su dolencia, este experto reconoce que la situación no es buena y, por ello, considera que este tipo de iniciativas ayudan a cambiar la situación.

"Los médicos hacemos lo que podemos pero no disponemos de todo el tiempo que necesitaríamos. Lo que falta son más programas organizados a nivel institucional en toda España", dice.

En sus palabras, estudios internacionales ya han demostrados que paciente crónicos que han mejorado su formación pueden autogestionarse menor y ven mejorada su calidad de vida, al disminuir su mortalidad y sus ingresos hospitalarios.

Por otro lado, este experto considera que la adherencia al tratamiento de los pacientes con fibrilación auricular es "bastante buena" gracias, en parte, a la información que proporcionan los facultativos al paciente en relación a las ventajas e inconvenientes de los fármacos.

Por lo general, el incumplimiento en la toma de medicación indicada por los médicos se da especialmente en pacientes crónicos y en mayores de 65 años. A partir de esta edad, el riesgo de d padecer esta arritmia cardiaca aumenta exponencialmente.

La fibrilación auricular afecta en España a más de 800.000 pacientes. Se trata de la arritmia cardiaca más frecuente en el adulto y una de las principales causas de ictus. En concreto, esta arritmia multiplica por cinco el riesgo de sufrir un accidente cerebro-vascular.