La OMS reconoce el "gran potencial" de nuevos fármacos para la hepatitis C

Actualizado 23/07/2014 19:03:56 CET
Campaña Alianza Mundial Hepatitis
Foto: ALIANZA MUNDIAL HEPATITIS

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce el "gran potencial" de nuevos medicamentos y métodos de tratamiento para la hepatitis C crónica y la infección por hepatitis B, y pide a los Estados miembros que aumenten las estrategias que faciliten el acceso a los medicamentos, así como el desarrollo de fármacos "asequibles y de calidad".

   Con motivo del Día Mundial de la Hepatitis, que se celebra el 28 de julio, la OMS da la bienvenida a un nuevo progreso en la lucha contra la hepatitis viral, "una de las enfermedades más graves del mundo", que se estima afecta a millones de personas en todo el mundo, causando una enfermedad hepática aguda y crónica y matando a cerca de 1,4 millones de personas cada año.

   "Uno de los acontecimientos más importantes de salud pública en los últimos años han sido los grandes avances en el tratamiento de la hepatitis crónica C. Los nuevos medicamentos tienen el potencial de transformar el tratamiento de la hepatitis C, con tratamientos seguros y sencillos que tiene de resultados tasas de curación de más del 90 por ciento", señala la organización.

   En plena polémica en España, por la no introducción aún de estos fármacos dentro de la cartera del Sistema Nacional de Salud debido a su alto coste, la OMS afirman que "quedan importantes desafíos", precisamente "para hacer tal tratamiento asequibles y accesibles a las poblaciones más necesitadas".

   Según el director del Departamento de VIH de la OMS, el doctor Gottfried Hirnschall, la organización "está instando a los ministerios de salud a pensar de nuevo en la hepatitis y a desarrollar políticas que se traducen en la prevención y los tratamientos que salvan vidas".

   "Aumentar el acceso a un tratamiento curativo para la hepatitis B y C, y la ampliación de la vacunación contra la hepatitis B, y otras estrategias de prevención, brindar oportunidades reales para que podamos salvar vidas y evitar el sufrimiento", ha añadido.

UNA MAYOR CONCIENCIA

   El Día Mundial de la Hepatitis este año coincide con la 20 ª Conferencia Internacional sobre el SIDA en Melbourne, Australia, donde se ha celebrado un gran número de sesiones dedicadas a la salud pública y los retos clínicos de prevención y manejo de la hepatitis viral y la coinfección por el VIH.

   Bajo esta perspectiva, la directora general de la OMS, Margaret Chan, ha recordado que, "durante años, la hepatitis viral se ha descuidado mucho", pero ahora, ha añadido, "estamos empezando a ver una mayor conciencia y dar impulso mundial para hacerle frente."

   La hepatitis viral un grupo de enfermedades infecciosas conocidas como la hepatitis A, B, C, D y E; coincidiendo con la celebración la organización incidirá en las posibilidades y necesidad de trabajar por la erradicación de la hepatitis B y C.

   Este nuevo impulso a erradicar la enfermedad, estimuló el debate sobre la hepatitis en la Asamblea Mundial de la Salud 2014, cuando 194 países aprobaron una resolución para intensificar los esfuerzos para prevenir, diagnosticar y tratar la hepatitis viral, que hacía hincapié en lo importante que es que los países tengan planes nacionales integrales para hacer frente a la hepatitis.

AUMENTAR LOS CRIBADOS DE DETECCIÓN

   La Asamblea Mundial de la Salud, integrada por los ministros de salud y otros representantes de todos los Estados Miembros de la OMS,    destacaron el papel clave de las pruebas de detección. "Hoy en día, la mayoría de las personas con hepatitis no saben que están infectadas, ya que a menudo los síntomas sólo aparecen después de décadas", destacan.

   Asimismo, dentro de la resolución, aparte de pedir el desarrollo de fármacos "asequibles y de calidad", y mejorar el acceso a nuevos fármacos, se subraya la necesidad de invertir en estrategias de prevención eficaces, donde incluían programas integrales para las personas que se inyectan drogas, asegurando el acceso a la seguridad de las inyecciones y transfusiones de sangre, y la ampliación de los programas de inmunización para proteger a las personas contra la hepatitis A y B.

  "La ampliación de los programas de prevención y tratamiento integral, mejorar el acceso a medicamentos asequibles y de diagnóstico, participación de las comunidades y llegar a las poblaciones vulnerables y marginadas puede hacer mucho para informar a las respuestas de la hepatitis viral, dirigiéndose a poblaciones más amplias de las personas afectadas por la hepatitis B y C", ha explicado el subdirector General de VIH, Tuberculosis, Malaria y Enfermedades Tropicales Desatendidas de la OMS, el doctor Hiroki Nakatani.

   La OMS ha intensificado su apoyo a los países para ampliar los programas integrales de prevención y tratamiento de la hepatitis. En abril de este año la OMS publicó nuevas directrices para la detección, atención y tratamiento de personas con infección por hepatitis C. Actualmente, la OMS está desarrollando nuevas directrices para la prevención y el tratamiento de la hepatitis B. Además, con motivo del Día Mundial de la Hepatitis, la OMS está lanzando un nuevo manual para hacer frente a los brotes de hepatitis E.

   La OMS está colaborando muchos interesados, entre ellos las poblaciones afectadas, las redes comunitarias, los médicos, los programas nacionales de la hepatitis, los proveedores de servicios y los donantes para implementar estas directrices, para ampliar los esfuerzos de prevención y tratamiento para hacer asequibles y accesibles a las personas necesitadas.

   "Ya se están elaborando planes en una serie de países de bajos y medianos ingresos para expandir rápidamente el acceso a la hepatitis B y el tratamiento C, y al mismo tiempo asegurar la existencia de una inversión adecuada en las intervenciones de prevención de la hepatitis, incluyendo los programas de vacunación contra la hepatitis, la reducción de daños para usuarios de drogas y sangre y seguridad de las inyecciones", señala la institución.

Para leer más