Las ojeras, el reflejo de nuestra calidad de vida: ¿las tienes azules-violáceas o marrones?

Archivo - Ojeras.
Archivo - Ojeras. - CASARSA/ISTOCK - Archivo
Publicado: domingo, 9 junio 2024 7:59

   MADRID, 9 Jun. (EDIZIONES) -

   Las ojeras, tal y como defiende la doctora Verónica López Couso, médico estético de Clínica Dermatológica Internacional (CDI), son un perfecto reflejo de nuestra calidad de vida. Así, nuestros hábitos son determinantes a la hora de que tengamos ojeras o no, aunque obviamente la genética entra en juego en algunas ocasiones.

   "Sí tus padres tienen unas ojeras bastante pronunciadas, lo más seguro es que tú también las desarrolles. Hay algunas que se pueden prevenir, pero otras ojeras las tendremos sí o sí. La calidad de vida es lo que más influye. Si no nacemos con ellas es lo que más nos va a influir. De manera que el tener una vida sana, el hacer ejercicio diario, por ejemplo, nos ayudará a prevenirlas y a aliviarlas", destaca esta experta.

   Según indica, las ojeras están en una zona más delicada del cuerpo, es la piel más fina del cuerpo, y en ellas influyen todos los cambios que se puedan producir en el organismo, de manera que si estamos enfermos o dormimos mal se notará. "Sobre todo, en las edades más tempranas, influye el déficit vitamínico, las anemias, cosas que nos puedan afectar a nivel metabólico o de enfermedad", añade.

   En algunos casos, dice la doctora López Couso que las ojeras sí pueden ser un signo de envejecimiento, aunque puede aparecer desde la infancia: "El estilo de vida que llevamos, con el móvil todo el rato, dormir boca abajo, sobre los ojos, esto dificulta el drenaje de la zona y también nos dará otro tipo de ojera, la de retención".

   Pero entre los factores que favorecen su desarrollo no sólo se encuentra cómo dormimos (si mucho o poco), el cansancio, las enfermedades, o nuestro estilo de vida, sino que también puede intervenir la exposición solar (puede hacer que se hiperpigmente y sean marrones); la deshidratación, si no nos hidratamos lo suficiente internamente o externamente con agua tendremos más facilidad de que nuestra piel esté arrugada, detalla la experta de CDI.

POR QUÉ APARECEN LAS OJERAS VASCULARES

   Concreta que un tipo de ojeras serían aquellas que cuentan con arruguitas en la piel, por esa falta de deshidratación, de manera que perdemos elastina en la zona y ésta se va arrugando y vamos presentando como un poco de hundimiento. Luego esta médico estético subraya que estarían las ojeras "más rojitas", porque la piel se va adelgazando por esa falta de colágeno y de elastina, y vamos viendo los vasos que hay debajo.

   En el caso de las vasculares, las de color más rojizo o más violáceas o azules, señala que pueden surgir por un adelgazamiento de la piel, por estrés, cansancio, falta de sueño, o incluso por enfermedades como la anemia, que nos dará esta coloración. "Si tenemos esta pigmentación violácea azul por déficit de vitaminas, o por anemia, si lo solucionamos se soluciona la ojera. Es como nuestro reflejo de calidad de vida y de salud; y en cambio, en las que son rojizas, es adelgazamiento de la piel, y aquí ya es necesario introducir colágeno o vitaminas, ya más a nivel de nutrición", aclara.

   Con las ojeras vasculares lo más importante es la calidad de vida, el ejercicio, seguir una dieta sana, una buena nutrición que se puede complementar con colágenos bebibles, complejos vitamínicos, tal y como asegura esta experta, aunque siempre bajo consejo y supervisión médica.

   "Si en estas ojeras tenemos un hundimiento se puede usar ácido hialurónico para rellenar la zona, que además, puede mejorar la coloración. Para mejorar el color, ayudar a mejorar la vascularización de la zona, son idóneos los contornos con vitamina K o cafeína, que ayudarán a vasoconstreñir los vasos, así como la realización de masajes drenantes sobre la zona, pero que sólo pueden hacerse si se sabe cómo", defiende López Couso.

POR QUÉ APARECEN LAS OJERAS MARRONES

   Por otro lado, se encontrarían las ojeras marrones, consecuencia de una hiperpigmentación por debajo de la piel de la zona, o bien consecuencia de alguna patología, cansancio o falta de sueño, que hagan que se acumule el pigmento marrón. "Sobre todo se dan por hiperpigmentación externa por el sol. Hay personas con tendencia a estas ojeras marrones, que son tan comunes como las vasculares", apostilla.

   Al ser hiperpigmentación hay muchos contornos de ojos que nos pueden ayudar en ello, sostiene esta médico estético, como los contornos despigmentantes, incluso con algo de retinol, que pueden disminuir la pigmentación. "Pero, sobre todo, lo más importante en estas ojeras es la fotoprotección solar, porque así impediremos que avance esa coloración y podemos ir disminuyendo la coloración", subraya la doctora.

   Esta ojera marrón, tal y como continúa la doctora, se puede tratar con láser. La buena noticia sobre este tipo de ojeras es que tienen más fácil solución, y las cremas despigmentantes y contornos de ojos funcionan en estas ojeras, aunque también pueden ser tratadas con láser como hemos contado.

   Por otro lado, la especialista de Clínica Dermatológica Internacional subraya que, si hay hundimiento, en ambas ojeras, tanto en las marrones como en las vasculares, se puede ayudar la zona con la aplicación de ácido hialuronico infiltrado para quitarnos ese primer aspecto cansado.

   En último lugar, aunque podamos ir a cualquier tienda y comprar un contorno de ojos e intentarlo en casa siempre cree esta doctora que lo idóneo es que nos aconseje un profesional porque muchas veces podemos llamar ojera a una cosa, o tenemos un tipo de ojera que no lograremos mejorar si no aportamos el mejor tratamiento.

   "Es una zona súper delicada del rostro. No hay que hacer experimentos con esta zona. El retinol mal usado da edema e inflamación y por eso siempre se debe contar con el consejo médico primero", advierte la especialista Verónica López Couso.

Contador