Publicado 15/06/2020 7:26:33 +02:00CET

Objetivo: 'encender' el calor en las células grasas que queman energía

Gordo, gorda, gordos, gordas, obeso, obesos, obesas, obesidad, gordura, sobrepreso
Gordo, gorda, gordos, gordas, obeso, obesos, obesas, obesidad, gordura, sobrepreso - EUROPA PRESS - Archivo

    MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los investigadores han descubierto un nuevo conjunto de señales que las células envían y reciben para provocar que un tipo de célula adiposa convierta la grasa en calor. La vía de señalización, descubierta en ratones, tiene implicaciones potenciales para activar este mismo tipo de grasa termogénica en humanos, según avanzan en la revista en la revista 'Developmental Cell'.

   Las células de grasa termogénicas, también llamadas adipocitos de grasa marrón, han llamado la atención en los últimos años por su potencial para frenar la obesidad y otros trastornos metabólicos, debido a su capacidad para quemar energía almacenada como grasa. Pero los científicos aún no han traducido este potencial en terapias efectivas.

    El desafío de activar la grasa marrón en humanos surge, en parte, porque este proceso está regulado a través de la llamada señalización adrenérgica, que utiliza la hormona catecolamina para instruir a las células de grasa beige a quemar energía.

   Pero la señalización adrenérgica también controla otras funciones biológicas importantes, como la presión arterial y la regulación de los latidos del corazón, por lo que su activación en humanos con agonistas tiene efectos secundarios potencialmente peligrosos.

   En un nuevo estudio, un equipo de investigadores dirigido por el Instituto de Ciencias de la Vida de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) describe una vía que puede regular la termogénesis de grasa beige independientemente de la señalización adrenérgica. En cambio, opera a través de una proteína receptora llamada CHRNA2, abreviatura de la subunidad alfa 2 nicotínica del receptor colinérgico.

   "Esta vía abre una nueva dirección para abordar los trastornos metabólicos --explica Jun Wu, profesor asistente de la LSI y autor principal del estudio--. Por supuesto, esta vía colinérgica también está involucrada en otras funciones importantes, por lo que aún queda mucho trabajo por hacer para descubrir realmente cómo podría funcionar esto en humanos. Pero estos hallazgos iniciales nos alientan".

   Para su estudio, Wu y sus colegas bloquearon la vía CHRNA2 solo en adipocitos en ratones, y luego alimentaron a los ratones con una dieta alta en grasas. Sin las proteínas del receptor CHRNA2, los ratones mostraron un mayor aumento de peso que los ratones normales, y fueron menos capaces de activar la termogénesis en respuesta al consumo excesivo de alimentos.

   Wu cree que los hallazgos son particularmente emocionantes a la luz del reciente descubrimiento de otro equipo de investigación de un nuevo tipo de grasa beige que no está regulada por la catecolamina. Este estudio más reciente del LSI indica que esta subpoblación de grasa marrón, llamada grasa glicolítica beige (o grasa g-beige), puede activarse a través de la vía CHRNA2.

   "Muchos pacientes con trastornos metabólicos tienen resistencia a la catecolamina, lo que significa que sus células no detectan ni responden a la catecolamina", añade Wu, quien también es profesor asistente de fisiología molecular e integradora en la Facultad de Medicina de la UM.

   "Por lo tanto, incluso si se pudiera hacer de manera segura, activar esa vía adrenérgica no sería una opción de tratamiento eficaz para tales pacientes --prosigue--. Esta nueva vía, con este nuevo subtipo de grasa beige, podría ser el comienzo de un nuevo capítulo para abordar este desafío".

Contador