Actualizado 14/09/2010 20:48

La obesidad puede favorecer la aparición de problemas hormonales y de fertilidad, según experto

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El aumento de la obesidad en España puede acarrear graves problemas en el futuro más allá del riesgo cardiovascular que conlleva ya que, como asegura el doctor Manuel Puig, miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), el sobrepeso también puede alterar el desarrollo hormonal y favorecer la aparición de problemas de fertilidad.

Así lo ha reconocido este experto, con motivo de un curso de Andrología organizado este fin de semana por la SEEN en Alcobendas (Madrid), donde diferentes expertos abordaron temas como la infertilidad masculina, técnicas de reproducción asistida, la disfunción eréctil y su influencia en el riesgo cardiovascular, y la Andrología en el hombre mayor.

De este modo, y según ha reconocido Puig, en declaraciones a Europa Press, "en las últimas décadas ya se ha producido una disminución de la cantidad de millones de espermatozoides que se fabrican, y también de la calidad en cuanto a motilidad".

En esta pérdida de calidad han influido diferentes factores, como el estilo de vida, una dieta altamente calórica, el consumo de tóxicos como alcohol o el consumo de tabaco y otras drogas, la vestimenta o la temperatura a la que se ven expuestos los testículos.

"No sólo depende del compuesto que puedan incluir los alimentos sino del estilo de alimentación que uno lleve, que ha desembocado en la obesidad creciente que hay en las sociedades occidentales", ha asegurado Puig.

Esto, junto con una tendencia de acceder a la paternidad a edades más elevadas, es lo que ha provocado que "no sea nada infrecuente tener el primer hijo después de los 30", propiciando que "cada vez haya más parejas que requieran de consejo y asistencia para conseguirlo".

Igualmente, Puig ha reconocido que la obesidad y el desarrollo de diabetes tipo 2 "también pueden tener una producción directa en una desactivación de todo el sistema de control y fabricación de hormonas masculinas".

De hecho, cuando mejoran su peso de forma notable, el sistema de fabricación masculino tiende a normalizarse y recuperar los valores normales.

Un problema, añade, también "se puede hacer extensivo a mujeres muy obesas", que pueden entrar en una dinámica de pérdida del ciclo menstrual e infertilidad.