Publicado 13/07/2021 07:59CET

La obesidad aumenta la supervivencia en el cáncer de próstata avanzado

Archivo - Man measuring his waist
Archivo - Man measuring his waist - CREATAS IMAGES - Archivo

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes obesos con una forma de cáncer de próstata avanzado sobreviven más tiempo que los pacientes con sobrepeso y peso normal, según una nueva investigación presentada en el congreso de la Asociación Europea de Urología, EAU21.

Los investigadores realizaron un seguimiento de más de 1.500 pacientes durante tres años. Los pacientes clasificados como obesos -con un IMC superior a 30- tuvieron una tasa de supervivencia un diez por ciento mayor que los pacientes más delgados durante 36 meses.

Aunque la obesidad suele asociarse a un mayor riesgo de muerte por muchos tipos de cáncer y algunas otras enfermedades crónicas, en unos pocos tipos de cáncer hay indicios de una ventaja de supervivencia para los pacientes con un índice de masa corporal elevado. Este fenómeno se conoce como la "paradoja de la obesidad".

Nicola Fossati, Alberto Martini y sus colegas de la Universidad San Raffaele (Italia) querían comprobar si la "paradoja de la obesidad" era cierta en los pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración, una forma avanzada de la enfermedad que ya no responde a los tratamientos de reducción de la testosterona.

Analizaron las tasas de supervivencia de 1.577 pacientes que participaron en tres ensayos clínicos diferentes, con una edad media de 69 años y un IMC medio de 28. Descubrieron que el IMC era un factor protector tanto en la supervivencia global como en la específica del cáncer, con un 4% más de probabilidad de supervivencia global y un 29% de probabilidad de supervivencia específica del cáncer.

Incluso cuando ajustaron las dosis más altas de quimioterapia administradas a los pacientes de mayor tamaño, el equipo descubrió que el efecto protector se mantenía. A lo largo de 36 meses, alrededor del 30% de los pacientes obesos sobrevivieron, en comparación con el 20% de los individuos con sobrepeso y peso normal.

El doctor Nicola Fossati, urólogo de la Universidad San Raffaele, afirma que "al observar a los pacientes con metástasis de cáncer de próstata, descubrimos que los pacientes obesos viven más tiempo. Esto significa que el IMC podría utilizarse para predecir la supervivencia de estos pacientes".

"Esta paradoja de la obesidad se ha observado en algunos otros tipos de cáncer, posiblemente debido a la relación entre la grasa de los tejidos y los genomas del cáncer, y se necesita más investigación en este ámbito --añade--. También es posible que la mejora de la supervivencia se deba a la interacción de la quimioterapia con otros fármacos. Los pacientes obesos de este grupo de edad avanzada tienden a tomar medicamentos para otras afecciones y no entendemos del todo cómo se interconectan estos medicamentos".

"No obstante, no recomendaríamos el aumento de peso a nadie con esta u otra enfermedad --prosigue--. La obesidad es un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer y otras enfermedades, y los pacientes deberían aspirar siempre a un IMC saludable de entre 18 y 24".

Por su parte, el profesor Peter Albers, de la Universidad de Düsseldorf, que preside la Oficina del Congreso Científico de la EAU, señala que "hay muchas explicaciones posibles para la asociación del peso corporal con el resultado positivo en los cánceres metastásicos".

En este sentido, señala que "podría ser que los pacientes con un IMC más alto sean capaces de tolerar mejor la toxicidad de los tratamientos y sus efectos secundarios; en el cáncer de próstata podría deberse al impacto protector de las hormonas que se encuentran en la grasa de los tejidos; y se sabe que los hombres sanos con un IMC ligeramente superior tienen una mayor esperanza de vida en general en comparación con los muy delgados".

"Sin embargo, por el momento, éstas son sólo hipótesis. --advierte--. Hay que seguir investigando para identificar el mecanismo biológico que está detrás de estos resultados diferentes. Hasta que no se demuestre ese mecanismo, no podemos recomendar ningún cambio en el tratamiento de los pacientes con cáncer de próstata avanzado".

Para leer más