Publicado 14/02/2020 8:02:47 +01:00CET

El número de parejas sexuales, determinante en el riesgo de cáncer

Close up of female feet.
Close up of female feet. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SANTIAGO NUNEZ

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Pocos estudios han analizado el impacto potencial del número de parejas sexuales en resultados de salud más amplios. Para tratar de cerrar esta brecha de conocimiento, los investigadores recurrieron a la información recopilada para el Estudio Longitudinal Inglés del Envejecimiento (ELSA), un estudio de seguimiento representativo a nivel nacional de adultos mayores (50+) que viven en Inglaterra.

En los resultados se observó que un historial de 10 o más parejas sexuales en la vida está relacionado con un mayor riesgo de ser diagnosticado con cáncer, según revela una investigación publicada en línea en la revista 'BMJ Sexual & Reproductive Health'. Y entre las mujeres también está relacionado con mayores probabilidades de padecer una enfermedad limitante a largo plazo.

En 2012-13, se preguntó a los participantes cuántas parejas sexuales habían tenido. 5.722 de las 7.079 personas que respondieron a esta pregunta proporcionaron datos completos: 2.537 hombres y 3.185 mujeres. Las respuestas se clasificaron como 0-1; 2-4; 5-9; y 10 o más parejas sexuales.

También se pidió a los participantes que calificaran su propia salud e informaran sobre cualquier condición o enfermedad de larga data que afectara de alguna manera a la actividad de rutina.

La edad promedio de los participantes fue de 64 años, y casi tres de cada cuatro estaban casados. Alrededor del 28,5% de los hombres dijeron que habían tenido 0-1 parejas sexuales hasta la fecha; 29% dijeron que habían tenido 0-1 parejas sexuales; uno de cada cinco (20%) reportó 5-9; mientras que el 22% informó 10 o más. Las cifras equivalentes para las mujeres fueron del 41% para 0-1 parejas sexuales; 35,5% para entre 2 y 4; poco menos del 16% para entre 5 y 9 y poco menos del 8% para más de diez.

En ambos sexos, un mayor número de parejas sexuales se asoció con una edad más joven, un estado individual y estar en los niveles más altos o más bajos de riqueza familiar.

Aquellos que informaron una mayor cantidad de parejas sexuales también tenían más probabilidades de fumar, beber con frecuencia y realizar una actividad física más vigorosa semanalmente.

Cuando se analizaron todos los datos, surgió una asociación estadísticamente significativa entre el número de parejas sexuales de por vida y el riesgo de un diagnóstico de cáncer entre ambos sexos.

En comparación con las mujeres que informaron tener entre 0 y 1 parejas sexuales, las que dijeron que habían tenido 10 o más tenían un 91% más de probabilidades de haber sido diagnosticadas con cáncer.

Entre los hombres, aquellos que informaron de 2 a 4 parejas sexuales de por vida tenían un 57% más de probabilidades de haber sido diagnosticados con cáncer que aquellos que informaron de 0 a 1. Y aquellos que informaron 10 o más, tenían un 69% más de probabilidades de haber sido diagnosticados con la enfermedad.

Si bien el número de parejas sexuales no se asoció con las condiciones de larga duración comunicadas entre los hombres, sí lo hizo entre las mujeres.

Las mujeres que informaron tener 5-9 o más de 10 parejas sexuales de por vida tuvieron un 64% más de probabilidades de tener una condición crónica limitante que aquellas que dijeron haber tenido 0-1.

Este es un estudio observacional y, como tal, no puede establecer la causa. Sin embargo, los hallazgos coinciden con los de estudios anteriores, lo que implica que las infecciones de transmisión sexual en el desarrollo de varios tipos de cáncer y hepatitis, sugieren los investigadores.

No obtuvieron información sobre los tipos específicos de cáncer que informaron los participantes, pero especulan que "el mayor riesgo de cáncer podría deberse a los tipos que se sabe que están asociados con infecciones de transmisión sexual".

Y sugieren que indagar sobre la cantidad de parejas sexuales podría complementar los programas de detección de cáncer existentes al ayudar a identificar a las personas en riesgo, si una investigación adicional puede establecer una asociación causal entre la cantidad de parejas sexuales y la subsiguiente enfermedad.

Pero una explicación de la diferencia de género en el riesgo de afecciones a largo plazo sigue siendo "esquiva", escriben, especialmente dado que los hombres tienden a tener más parejas sexuales de por vida que las mujeres, mientras que las mujeres son más propensas que los hombres a ver a un médico cuando se sienten enfermos, potencialmente limitando las consecuencias asociadas para su salud a largo plazo.

Para leer más