Publicado 23/09/2020 07:03CET

Nuevos conocimientos sobre cómo el fármaco pomalidomida combate el cáncer

Investigadores trabajando en un laboratorio.
Investigadores trabajando en un laboratorio. - PIXABAY - Archivo

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Instituto de Tecnología de Tokio, la Universidad Médica de Tokio y la Universidad Médica de Saitama han publicado hallazgos que ofrecen información sobre cómo el fármaco pomalidomida beneficia a algunos pacientes con mieloma múltiple, según publica en la revista 'Nature Chemical Biology'.

Los médicos usan pomalidomida para tratar casos de mieloma múltiple resistente al fármaco más establecido, la lenalidomida, y el equipo de investigación descubrió que la pomalidomida actúa dirigiéndose a una proteína llamada ARID2. Estos hallazgos pueden conducir a nuevos tratamientos para el mieloma múltiple resistente a lenalidomida.

El mieloma múltiple es un cáncer de los glóbulos blancos y los pacientes diagnosticados con esta enfermedad comúnmente mueren en los 5 años siguientes. Los médicos suelen tratarlo con el fármaco talidomida y fármacos estructuralmente similares, como lenalidomida y pomalidomida. La pomalidomida ofrece beneficios terapéuticos en pacientes con mieloma múltiple resistente a lenalidomida, pero las razones de su eficacia en tales pacientes están, lamentablemente, envueltas en un misterio.

Ahora, un equipo de científicos japoneses, dirigido por el profesor asistente Junichi Yamamoto, informa nuevos hallazgos sobre los mecanismos terapéuticos de la pomalidomida. Los científicos muestran que esa pomalidomida provoca la degradación de una proteína llamada ARID2.

ARID2 promueve la expresión de genes (el proceso mediante el cual se "lee" el código del gen y se utiliza para crear proteínas específicas) que son fundamentales para el crecimiento de células de mieloma múltiple, por lo que la descomposición de ARID2 es perjudicial para las células cancerosas y beneficioso para los pacientes.

"Nuestros resultados proporcionan nuevos conocimientos sobre los mecanismos de la pomalidomida --señala el profesor Yamamoto--, y ahora tenemos una mejor comprensión de la importancia clínica de ARID2 y proteínas relacionadas en el contexto del mieloma múltiple".

Para desentrañar cómo la pomalidomida afecta a las células de mieloma múltiple, los científicos llevaron a cabo una serie de experimentos con células de mieloma cultivadas. Sus experimentos confirmaron que el tratamiento de las células de mieloma con pomalidomida redujo los niveles de ARID2 dentro de las células, con mayores concentraciones de pomalidomida y tiempos de exposición más largos, lo que resultó en niveles más bajos de ARID2.

ARID2 promueve la expresión de un gen llamado MYC y la proteína MYC resultante es muy importante para el crecimiento de las células de mieloma. Como era de esperar, las células que tenían niveles más bajos de ARID2 después de ser tratadas con pomalidomida también tenían niveles reducidos de MYC.

Estos hallazgos ofrecen una explicación plausible de por qué la pomalidomida es eficaz para combatir el mieloma múltiple. Curiosamente, la lenalidomida no fue tan eficaz como la pomalidomida para reducir los niveles de ARID2 y la expresión del gen MYC, y esto puede explicar por qué algunos pacientes se benefician de la pomalidomida pero no de la lenalidomida.

Los científicos también demostraron que la expresión de ARID2 se asocia con un mal pronóstico y es mayor en pacientes con mieloma múltiple en recaída o refractario, la mayoría de los cuales adquieren resistencia a la lenalidomida.

El grupo de pacientes con expresión alta de ARID2 indicó una probabilidad de supervivencia más baja que el grupo de pacientes con expresión baja de ARID2, lo que sugiere que ARID2 es un marcador pronóstico útil para predecir los períodos de supervivencia general de los pacientes con mieloma múltiple.

En conjunto, estos resultados ofrecen conocimientos interesantes sobre cómo la pomalidomida beneficia a los pacientes con mieloma múltiple resistente a lenalidomida, y estos conocimientos pueden ayudar a los investigadores a desarrollar nuevas formas de tratar a este grupo de pacientes.

"Nuestros hallazgos sugieren que ARID2 es un objetivo prometedor para superar la resistencia a la lenalidomida en pacientes con mieloma múltiple", señala el profesor Yamamoto. Armados con este conocimiento, los científicos ahora pueden encontrar formas de mejorar los tiempos de supervivencia de los pacientes diagnosticados con esta forma mortal de cáncer.

Para leer más