Un nuevo test genético ayudará al oncólogo a decidir el manejo clínico del cáncer de mama, según estudio

Actualizado 15/11/2010 20:10:31 CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El uso del test genético 'Oncotype DX' puede resultar crucial a la hora de definir el tratamiento para combatir un cáncer de mama en estadio precoz después de cirugía, al tiempo que también aporta seguridad al oncólogo, según los resultados de un estudio de la Fundación del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM).

Dicho test todavía no se utiliza en la práctica clínica, de ahí que el objetivo de dicho estudio fuera analizar la confianza en la recomendación del oncólogo antes y después de usarlo en más de cien mujeres, en las que se había comprobado previamente que no existía contraindicaciones para recibir tratamiento hormonal ni quimioterápico tras la cirugía.

De este modo, las recomendaciones sobre el tratamiento se cambiaron en una de cada tres (32%) pacientes, de modo que el 21 por ciento pasó de un tratamiento inicial con quimioterapia más terapia hormonal antes del test a recibir sólo terapia hormonal, mientras que en otro 11 por ciento cambió de un plan de terapia hormonal a quimioterapia más terapia hormonal.

Además, la confianza de los oncólogos en sus recomendaciones sobre el tratamiento mejoró después del test en un 60,2 por ciento de los casos. Según ha explicado el coordinador del estudio, el doctor Joan Albanell, "esta prueba tiene un impacto en la toma de decisiones clínicas".

Por ello, el siguiente paso es ver cómo se integra esta prueba con los factores clínicos y patológicos estándar para mejorar la eficiencia del test y "poder, a partir de aquí, hacer recomendaciones sobre la implicación clínica del estudio", ha añadido.

El doctor Albanell recuerda que no es un test válido para todas las pacientes con cáncer de mama, sino que se plantea como un paso más en la "medicina personalizada", estando indicado para un subgrupo concreto, para tumores precoces con receptores hormonales positivos y HER2 negativo.

Sin embargo, en Estados Unidos, donde se aplica desde hace varios años, se utiliza en aproximadamente un 20-25 por ciento de estos casos. Es decir, que "incluso dentro de este subgrupo se seleccionan las pacientes en las que realmente se considera de utilidad", concluye.

Lo más leído

  1. 1

    Causas del dolor de muñecas

  2. 2

    Científicos creen que una vacuna contra el nuevo coronavirus podría estar lista en 3 meses

  3. 3

    ¿Por qué comer y beber no se llevan bien con la anestesia? Estas son todas las razones

  4. 4

    China construiría en 10 días un hospital con 1.000 camas y moviliza a personal médico de todo el país hasta Wuhan

  5. 5

    España no pondrá controles en los aeropuertos por el coronavirus