Un nuevo fármaco contra la diabetes tipo 2 se muestra eficaz en niños

Publicado 29/04/2019 17:56:54CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El medicamento liraglutida, en combinación con un fármaco existente, metformina, ha mostrado un efecto sólido en el tratamiento de los niños estudiados en el ensayo 'Ellipse', realizado por investigadores de la UT Health San Antonio (Estados Unidos) y publicado en la revista 'New England Journal of Medicine'.

Actualmente, solo dos medicamentos, metformina e insulina, están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento de la diabetes tipo 2 en niños. En comparación, más de 30 medicamentos están aprobados para tratar esta forma de diabetes en adultos.

"No hemos podido conseguir que se aprueben medicamentos para niños más allá de la metformina y la insulina. Necesitamos urgentemente otras opciones para el tratamiento médico de la diabetes tipo 2 en nuestros jóvenes menores de 18 años. Si se aprueba, sería una nueva opción fantástica para complementar la terapia de metformina oral como una alternativa a la insulina para nuestros jóvenes y adolescentes con diabetes tipo 2", explica la coautora del estudio, Jane Lynch.

El estudio (aleatorio, controlado con placebo y doble ciego) comparó los resultados de 66 niños que recibieron inyecciones de liraglutida más píldoras de metformina durante 26 semanas con los resultados de otros 68 niños que recibieron metformina y un placebo. Los niños de 10 a 17 años de edad fueron elegibles para el estudio.

Todos los niños recibieron terapia con metformina durante el tiempo que duró el tratamiento, junto con insulina de rescate si era necesario, y asesoramiento sobre dieta y ejercicio. Después de 26 semanas, el estudio continuó como un ensayo abierto con niños que recibieron liraglutida y los que recibieron placebo que interrumpieron el placebo y continuaron con metformina con insulina de rescate, según fuera necesario.

Los investigadores midieron el nivel de hemoglobina glicosilada de los niños (comúnmente llamada 'A1C') al inicio del estudio, en la semana 26 y en la semana 52. En el grupo de liraglutida en la semana 26, los niveles medios de A1C se redujeron desde el inicio en 0,64 por ciento, mientras que los niveles aumentaron en 0,42 por ciento en el grupo de placebo. La diferencia de tratamiento estimada en los niveles de A1C fue de menos 1,06 por ciento, lo que mostró la superioridad de la liraglutida sobre el placebo.