Publicado 22/06/2020 07:41CET

Una nueva terapia reduce el dolor lumbar crónico, según un gran estudio internacional

Espondilitis anquilosante. Dolor de riñones. Dolor de espalda.
Espondilitis anquilosante. Dolor de riñones. Dolor de espalda. - ABBVIE - Archivo

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio ha encontrado que el tanezumab, un anticuerpo monoclonal que inhibe la actividad nerviosa, proporciona alivio en pacientes con dolor lumbar crónico, una de las principales razones por las cuales las personas buscan atención médica y la principal causa de discapacidad en todo el mundo, según publican sus autores en la revista 'Pain'.

"Esta demostración de eficacia es un gran avance en la búsqueda global para desarrollar tratamientos no opioides para el dolor crónico", destaca John Markman, director del Programa de Investigación Traslacional del Dolor en el Departamento de Neurocirugía del Centro Médico de la Universidad de Rochester (URMC) y autor principal del estudio--. También hubo mejoras en la función relacionadas con la reducción de la severidad del dolor".

Este es el primer estudio que muestra un alivio a largo plazo para el dolor lumbar crónico con una dosis única de tanezumab administrada debajo de la piel una vez cada dos meses. El estudio se realizó en 191 sitios en ocho países de América del Norte, Europa y Asia.

Los investigadores están descubriendo cada vez más que ciertas proteínas que circulan en el torrente sanguíneo aumentan la sensibilidad de las células del sistema nervioso al dolor. Una de estas proteínas, llamada factor de crecimiento nervioso (NGF), puede explicar por qué algunas personas experimentan un dolor de espalda más intenso y crónico. Tanezumab es un inhibidor de NGF.

Los pacientes con dolor lumbar crónico incluidos en este estudio no tenían alivio previo con al menos tres tipos diferentes de medicamentos para el dolor, incluidos los opioides, y se consideraron "difíciles de tratar".

Aquellos con síntomas, signos y evidencia de rayos x de artrosis moderada a severa, un trastorno comúnmente encontrado en pacientes mayores con dolor lumbar crónico, fueron excluidos del estudio.

Tanezumab no se ha asociado con los efectos secundarios adversos a menudo graves observados con los opioides o los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que a menudo se usan para tratar el dolor lumbar.

Sin embargo, esta clase de medicamentos se ha relacionado con problemas en las articulaciones, que a veces son lo suficientemente graves como para requerir un reemplazo articular.

Debido a esta preocupación, los investigadores siguieron a los participantes durante un período prolongado y determinaron que había una baja tasa de problemas articulares graves que requerían un reemplazo articular.

"En el futuro, los médicos pueden tener que sopesar los diferentes riesgos de la cirugía de fusión lumbar, el uso crónico de opiáceos o los AINE contra los riesgos únicos de una forma rara pero rápidamente progresiva de un problema articular asociado con el bloqueo del factor de crecimiento nervioso --señala Markman--. Espero que las compensaciones entre beneficio y riesgo sean diferentes para la artrosis que para el dolor lumbar crónico".

Para leer más