¿Qué nos puede llevar a perder un ojo?

Ojo, golpe
GETTY//SMILEITSMCCHEEZE - Archivo
Actualizado 09/01/2019 16:42:19 CET

   MADRID, 5 Ene. (EDIZIONES) -

   La pérdida de un ojo es bastante más frecuente de lo que pensamos. La verdad es que pasa desapercibido por el avance que ha habido en el desarrollo y diseño de las nuevas prótesis, pero es de destacar que una vez que se ha perdido un ojo se puede volver a hacer vida normal perfectamente.

A día de hoy es imposible poder ver a través de una prótesis de globo ocular. "Tampoco hay opciones de trasplantes de ojo, ni prótesis artificiales que permitan ver de nuevo. En determinadas enfermedades se usan chips o prótesis en la retina pero esto requiere que el resto del ojo esté bien. Si realmente has perdido el ojo y te han hecho una evisceración (cirugía que preserva las capas externas del ojo para colocar en su interior un implante) no tienes opción de recuperar la visión", subraya en una entrevista con Infosalus el doctor Marco Sales Sanz.

   El también vicepresidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria (SECPOO) remarca que, como es lógico, las personas tienen miedo de perder un ojo. No obstante destaca que siempre los expertos pelean por conseguir mantener ese ojo, siempre que exista potencial visual.

   "El problema es que cuando un ojo deja de ver, muchas veces por las patologías que tiene, se hace un ojo ciego y doloroso, y tiende a atrofiarse; lo que se conoce como 'ptisis bulbi' o 'ojo tísico'. En esos casos, la cirugía indicada es la evisceración, que consiste en vaciar el ojo conservando lo blanco, la 'esclera', donde se coloca una prótesis orbitaria interna, que es una esfera, todo se cierra de nuevo, y sobre la cavidad que queda se coloca una prótesis externa que va pintada a mano igual que el otro ojo", explica el cirujano oculoplástico.

   Así, el también especialista en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid subraya que se pasa a disponer de una prótesis, aunque se sigue sin ver, ésta no duele y estéticamente asegura que es más bonita.

   "Emocionalmente muchos pacientes, cuando han pasado por múltiples tratamientos y cirugías del ojo, se alivian tras la cirugía de evisceración porque ha finalizado todo el proceso, todo el sufrimiento, y ya la pérdida de la visión está asumida y tiene el beneficio de no tener molestias", celebra el también miembro de la Sociedad Española de Oftalmología.

CAUSAS POR LAS QUE SE PUEDE PERDER EL GLOBO OCULAR

   Principalmente, el doctor Sales apunta a tres causas de pérdida de globo ocular:

   1.- Traumatismos penetrantes o perforantes del ojo que no son reparables, como cortes o estallidos oculares, donde se pierde gran contenido del ojo, éste no se puede coser y reparar. En estos casos, generalmente hay que poner una prótesis.

   2.- Tras múltiples cirugías oculares y que se han complicado, como algunas cirugías de retina o de glaucoma, donde ha habido que operar muchas veces y sin mejora, al final se daña la estructura del ojo y éste se atrofia, produciendo el mencionado 'ojo tísico'.

   3.- Cuando hay tumores o infecciones muy graves, sobretodo algunos casos de melanomas grandes de dentro del ojo, donde el único tratamiento es quitar el ojo.

   En cuanto a las repercusiones físicas que supone la pérdida del globo ocular, el oftalmólogo subraya que lógicamente se pierde campo visual, así como la visión en tres dimensiones, que requiere de la visión de los dos ojos. Eso sí, llama la atención porque asegura que, por lo general, en un año se adquieren las claves monoculares o trucos para suplir esa visión en tres dimensiones, gracias a que el cerebro aprende a interpretar la imagen con un solo ojo.

   Sobre las prótesis, el doctor Sales Sanz indica que éstas deben quitarse lo menos posible, entre una vez al mes y una vez cada 6 meses para limpiarlas. Con el paso de los años sostiene que se deben pulir o cambiar, pero siempre que el experto así lo considere.

   En el caso de que exista sequedad al portar una prótesis recomienda emplear lubricantes, pero en principio dice que no requiere ningún tipo de tratamiento el portar una prótesis de ojo. "Hay que destacar que hoy en día con los avances científicos que hay, por lo general, las personas aunque hayan perdido un ojo pueden hacer vida completamente normal gracias a las prótesis", insiste el especialista de la SECPOO.

   Finalmente, el especialista en cirugía oculoplástica reitera que el paciente tras perder un ojo puede hacer vida perfectamente normal, aunque sea consecuencia de un traumatismo agudo o de una enfermedad aguda que obliguen a quitar el globo ocular de repente, y en consecuencia de pronto el paciente no vea. "El problema emocional será más fuerte, más que por la pérdida del ojo, por la pérdida de visión, pero se dará cuenta de que igualmente podrá hacer vida normal y nadie notará que lleva una prótesis", sentencia.

   En el caso de que la pérdida del ojo forme parte de un proceso más lento, por cirugías múltiples por enfermedad en el ojo, y cuya consecuencia muchas veces sea la atrofia del mismo o el dolor, por ejemplo, el doctor Sales Sanz resalta que el paciente suele aliviarse tras la cirugía.