Cómo nos afectan los puntos de vista de otros

Hablar, discusión, conversación, pareja discutiendo, amigos
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / INNERVISIONPRO
Actualizado 22/02/2019 9:46:51 CET

   MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio realizado por la Universidad de Plymouth, en Reino Unido, ha proporcionado evidencia directa de que a menudo usamos los ojos de otras personas para ver situaciones y emitir juicios. La vida cotidiana está llena de situaciones que requieren que tomemos las perspectivas de los demás, por ejemplo, cuando le mostramos un libro a un niño, intuitivamente sabemos cómo sostenerlo para que pueda verlo bien, incluso si es más difícil verlo por nosotros mismos; o cuando actuamos ante una audiencia, a menudo no podemos evitar imaginarnos cómo miraremos a las otras personas.

   Esta investigación, publicada en 'Current Biology', ha proporcionado la primera evidencia directa de que podemos hacer esto porque formamos espontáneamente imágenes mentales de cómo ve el mundo la otra persona, de modo que podemos ver virtualmente a través de sus ojos y hacer juicios como si fuera lo que estamos viendo.

   El estudio, dirigido por Eleanor Ward, Giorgio Ganis y Patric Bach, de la Universidad de Plymouth, se centró en una tarea de rotación mental comúnmente utilizada en psicología, donde se pregunta a los participantes si una letra rotada en la pantalla del ordenador se presenta en su forma estándar (por ejemplo, "R") o forma invertida en espejo.

   Por lo general, cuanto más se aleja una persona de la persona que la juzga, más tiempo lleva decidir su forma. La razón de esto es que las personas primero tienen que girar mentalmente el objeto de nuevo a su orientación vertical antes de poder juzgar su forma, y esta rotación lleva más tiempo cuanto más se aleja la letra.

   Pero el nuevo estudio revela que las personas pueden pasar por alto esta rotación mental cuando se presenta a otra persona. El estudio muestra que incluso cuando los elementos están orientados lejos de los participantes, sus tiempos de decisión son sorprendentemente rápidos si el elemento parece vertical a la otra persona y, por lo tanto, es fácilmente identificable desde su perspectiva. En contraste, si la letra aparece al revés para la otra persona, incluso los juicios relativamente fáciles se vuelven más difíciles para los participantes.

ANULAR LO QUE VEMOS POR LA PERSPECTIVA DE OTRA PERSONA

   La autora principal, Eleanor Ward, estudiante de doctorado de la Facultad de Psicología de la Universidad de Plymouth, explica: "Este estudio muestra que lo que vemos puede ser anulado por lo que otra persona ve si nos ayuda a emitir un juicio. Las personas no necesitan rotar mentalmente un objeto si ya "ven" el objeto en la orientación vertical habitual de los ojos de otro".

   "La gente hizo esto a pesar de que no les dimos instrucciones sobre la persona adicional que pusimos y la vieron de forma completamente pasiva. Todavía usaron el par de ojos extra, lo que sugiere que es un proceso que ocurre de manera espontánea".

   Es importante destacar que el estudio no encontró la misma aceleración de juicios cuando se introdujo un objeto inanimado (una lámpara) en lugar de una persona, a pesar de que la lámpara era aproximadamente del mismo tamaño y estaba orientada hacia la letra de la misma manera que la persona. Esto tiene sentido ya que una lámpara no puede "ver", por lo que los participantes no construyen una imagen de cómo ve el mundo un objeto inanimado.

   Eleanor pone como ejemplo: "Imagina que estás en un automóvil y ves a un peatón cruzando la calle, y un autobús está viajando a toda velocidad hacia el cruce. De repente, te das cuenta de que el conductor no ha visto al peatón y podría golpearlo, así que pitas. ¿Cómo tomaste esta decisión en una fracción de segundo? Nuestro estudio sugiere que te pones automáticamente en el lugar del conductor del autobús y ves la escena a través de sus ojos".

   El doctor Patric Bach, jefe del Laboratorio de Predicción de Acción donde se llevó a cabo la investigación, agrega: "La perspectiva es una parte importante de la cognición social. Nos ayuda a entender cómo se ve el mundo desde el punto de vista de otros. Es importante para muchas actividades cotidianas en las que necesitamos interactuar con otras personas, nos ayuda a empatizar con ellas o a resolver lo que están pensando".

   Y concluye: "Nuestro estudio proporciona nuevas perspectivas de que las personas pueden hacer esto porque forman una imagen mental muy rápida y espontánea de cómo se ve el mundo desde otra persona. Tan pronto como tengamos esa imagen mental, es fácil colocarnos en el lugar de la otra persona y predecir cómo se comportará".