Publicado 20/04/2020 14:45CET

Normon dona más de 117.000 kg de comida a bancos de alimentos muy afectados por el Covid-19

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El laboratorio español Normon ha donado más de 117.000 kg de comida a los bancos de alimentos de toda España para luchar contra la crisis del coronavirus. Esta ayuda se enmarca dentro del programa de donaciones que la compañía ha puesto en marcha para ayudar a quienes más lo necesitan.

Los bancos de alimentos, que atienden a más de 1,2 millones de personas necesitadas en España, están siendo muy castigados por esta pandemia, ya que la crisis del coronavirus ha agravado las necesidades y carencias de los más desfavorecidos y ha dejado en situación de desamparo a muchas familias.

"Creemos que es primordial, en estos momentos, apoyar la importantísima labor asistencial que ofrecen estas organizaciones, asegurando algo tan esencial como que muchas familias a las que esta crisis ha dejado sin recursos puedan comer", comenta su presidente, Jesús Govantes.

El laboratorio se puso contacto con los bancos de alimentos para identificar cuáles eran sus principales necesidades, así como con fabricantes para evaluar la disponibilidad de los productos. En base a esto, Normon ha donado alimentos de primera necesidad, como son pasta, cremas o galletas destinados a un público adulto, así como una importante cantidad de alimentación infantil, fundamentalmente leches, cereales y potitos.

Una parte significativa de esta donación se ha hecho a través de la Fundación Grupo Siro, que tiene por objetivo impulsar la integración social de colectivos vulnerables entre sus fines fundacionales, y la cual ha puesto a disposición de Laboratorios Normon productos a precio de coste fabricados por Cerealto Siro Foods, compañía de su propiedad, un gesto que ha sido muy apreciado por el laboratorio.

Normon aportará un total de 117.000 kg de comida que en su mayor parte serán enviados a FESBAL, la Federación Española de Bancos de Alimentos. Esta federación agrupa a 55 Bancos, uno al menos en cada provincia, y será quien se encargue de que la ayuda llegue a toda la geografía española. Otra parte se enviará directamente al banco de alimentos de Madrid, comunidad en la que se encuentra la sede del laboratorio, así como a los de Andalucía y Castilla la Mancha.