Actualizado 29/04/2010 16:51 CET

El Nobel Fert augura que avances en el análisis biomolecular permitirán detectar el cáncer en estado primigenio

El físico francés apuesta por "la electrónica molecular" para sustituir a corto plazo a la actual basada en el silicio

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Premio Nobel de Física en 2007, Albert Fert, auguró hoy avances en Biomedicina relacionados con el análisis de biomoléculas, mediante la aplicación de la magnetorresistencia gigante, que permitirá conseguir información sobre la composición y cantidad de esas biomoléculas "con mucha sensibilidad", de tal manera que, "se podría detectar el cáncer en estados primigenios del desarrollo de la enfermedad".

En una rueda de prensa celebrada en la capital de Galicia con motivo de la visita del científico francés para participar en el Programa ConCiencia, --organizado por la Universidade de Santiago de Compostela y el Consorcio--, Albert Fert subrayó que en el campo de la biomedecina, el descubrimiento de la magnetorresistencia gigante, por el cual ganó el Nobel, permitirá activar "sensores para detectar dentro de la sangre varios tipos de marcadores, por ejemplo tumorales"; así como para localizar concentraciones de virus o las mutaciones de AND.

Albert Fert ha liderado a lo largo de su carrera el desarrollo de la espintrónica, que se ocupa del uso del número cuántico espín para dispositivos electrónicos, en detrimento del tradicional uso de la carga electrónica en los dispositivos basados en semiconductores. Estos avances han supuesto una revolución en el mundo de la nanotecnología, ya que ha permitido por ejemplo, dotar a los discos duros de los ordenadores de más capacidad en un menor tamaño.

A preguntas de los periodistas, Fert se refirió al avance realizado el año pasado por un equipo de la Universidad de Stamford que descubrió un compuesto basado en vismuto y teluro, el cual se prevé, pueda tener grandes aplicaciones. Así, destacó "el desafío" para evolucionar de manera alternativa a la electrónica del silicio mediante vías como la espintrónica, en concreto remarcó el "efecto Hall cuántico de espín" que no produce disipación de energía, y que tendrá aplicación "a largo plazo".

De esta manera, explicó que la electrónica tradicional que se emplea "todos los días" se basa en la Ley de Moore, consistente en utilizar el silicio y reducir la talla de los transistores para así aumentar su velocidad, algo que "tiene un límite físico que va a ocurrir en diez años".

En este sentido, explicó que "en un término más corto", la sustitución del silicio pasa por "la electrónica molecular", según dijo, "como un candidato fuerte" para llevarla a cabo. Junto a él, también se encontraba el director del programa ConCiencia, Jorge Mira, y el investigador José María de Teresa Nogueras, que fue antiguo discípulo de Fert y hoy realizó la tarea de intérprete en la rueda de prensa.

AVANCES

A la pregunta de los periodistas sobre la posible creación de ordenadores cuánticos, Fert hizo hincapié en que "no cree que puedan aparecer antes de diez años", sino que los ve como "un futurible a largo plazo". Según manifestó, "antes habrá microprocesadores que combinen la electrónica de semiconductores actual con la espintrónica", los cuales consumirán "mucha menos energía".

Estos ordenadores cuánticos almacenarían información en cubits, unas cajas cuánticas donde existe un estado intermedio entre el 0 y el 1 binario, que permitirán "una mayor capacidad de almacenamiento".

En este sentido, llamó la atención sobre la "informática neuromórfica" como una gran oportunidad de futuro, para poder "imitar la plasticidad en la forma en la que trabajan las neuronas". Por ejemplo, esto tendría una "importante" aplicación en el reconocimiento de formas a través de la informática.

En otro orden de cosas, sobre los últimos avances en el mundo del cine, Fert apuntó que la capacidad de almacenamiento "ha aumentado en los últimos tiempos de tal modo que ha permitido las películas en tres dimensiones"; aunque matizó que "no cree" que ese sea el futuro de la cinematografía. "Yo prefiero los filmes en los que prima la expresión artística sobre la técnica", resaltó Fert, y puso como ejemplo la obra de Almódovar o Visconti.

INVESTIGACIÓN

En cuanto al mundo de la investigación, Fert resaltó que en la actualidad, los principales avances en espintrónica se realizan en Estados Unidos, Japón y Europa, junto a países emergentes como Corea, India y China. Así apostó por que desde tierras europeas "se lideren los avances en el desarrollo de la ciencia básica" para competir en el desarrollo de la tecnología.

En esta línea, remarcó que el plazo entre la investigación y la aplicación comercial "tiene que ser de un número de años", por lo que no cree que esos periodos se acorten, ya que según dijo, "a veces hay que esperar a dos descubrimientos para poder llegar al dispositivo final".

En el campo de la nanotecnología, remarcó que esta disciplina "es una nueva herramienta que permite ver la materia con un detalle que es imposible", algo que según remarcó, "permite estructurar y tallar" esa materia para realizar dispositivos que "hasta ahora sólo estaban en la imaginación de los investigadores".

PROGRAMA CONCIENCIA

Asimismo, Albert Fert se refirió al Programa ConCiencia como una oportunidad "importante" para transmitir el conocimiento científico a la sociedad y "evitar los malos entendidos". En concreto, definió este proyecto como "muy interesante para una pequeña ciudad como Santiago".

Además, este profesor de la Universidad Paris-Sud ofrecerá hoy una conferencia a las 20.00 horas en el Centro Sociocultural de la Fundación Caixa Galicia, mientras que mañana, en el Centro de Estudos Avanzados, se reunirá con los principales líderes españoles en la cumbre 'Spaintronics'.