Los niños que viven en centros de acogida tienen un mayor riesgo de problemas de memoria y cognitivos

Publicado 16/01/2019 10:59:26CET
EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los niños que viven en centros de acogida tienen un mayor riesgo de problemas de memoria y cognitivos entre los 8 y 16 años, según un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital de Niños de Boston (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

   "Este estudio nos muestra que los efectos del abandono en la primera infancia continúan hasta la segunda década de la vida, y proporcionan pruebas sólidas de que la experiencia temprana tiene un impacto a largo plazo en el funcionamiento cognitivo en la adolescencia, un período muy importante de desarrollo biológico", han dicho los expertos.

   El estudio ha comparado a niños que viven en centros de acogida con aquellos que han sido adoptados por una familia y que nunca habían acudido a un orfanato. De esta forma, los investigadores observaron que los primeros tenían más problemas mentales y conductuales, en comparación con los segundos.

   No obstante, estos problemas fueron paliándose a medida que cumplían años, si bien entre los que habían estado en un centro de acogida cuando eran pequeños y, posteriormente, fueron adoptados por una familia, los problemas de atención, memoria y la capacidad para resolver problemas persistieron durante la adolescencia.

   "Los niños criados en centros de acogida comienzan con más dificultades, pero cuando se les asigna temprano a una familia, pueden demostrar cierta recuperación en ciertos aspectos del funcionamiento cognitivo. Un ambiente seguro, enriquecedor y estimulante cognitivamente en un entorno familiar es fundamental para el éxito a largo plazo de los niños y puede ayudar a algunos de los que luchan temprano a volver a la normalidad durante la adolescencia", han zanjado los expertos.