Los niños mayores de 10 años, más vulnerables al sol y a sus efectos

Actualizado 14/04/2011 16:18:52 CET

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los niños mayores de 10 años son más vulnerables a los afectos dañinos del sol debido a que sus padres, en el 35 por ciento de los casos, tiende a descuidar el cuidado y la protección de sus pequeños a partir de esa edad porque ya se van haciendo mayores. Así se desprende de los datos preliminares del estudio 'Comportamientos de protección solar y percepción de riesgo de cáncer de piel en la población española', realizado por el Observatorio del Cáncer de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Frente a esa cifra, el 78 por ciento de los padres considera necesario el uso de protectores solares durante todo el año para sus hijos, cuando los niños tienen menos de 10 años. El texto, que presentará sus datos definitivos el próximo mes de junio, ha analizado los hábitos de exposición al sol entre la población española, así como la percepción del riesgo de una exposición inadecuada y el nivel de sensibilización hacia el cáncer de piel.

España cuenta con un clima mediterráneo, en el cual el sol y las altas temperaturas están presentes en gran parte de los meses del año y de la geografía del país, aunque si bien, el momento de mayor exposición al sol continúa siendo durante los meses de verano y especialmente, durante las vacaciones. No obstante, la inminente Semana Santa también es un período vacacional, por lo que la AECC recomienda que durante estas vacaciones se tomen medidas de protección solar.

El análisis del Observatorio del Cáncer desvela que la playa es el destino de vacaciones elegido por la mayoría de los entrevistados (50,2 por ciento) y todavía se mantiene el intervalo de 12.00 a 16.00 horas, en el cual la intensidad del sol es más fuerte, como las horas de mayor exposición al sol por el 42,6 por ciento de los encuestados.

El estudio del Observatorio del Cáncer desvela que existe conciencia general de que el sol puede generar quemaduras, cáncer de piel y envejecimiento de la dermis. En definitiva, se aprecia que los mensajes de prevención y riesgos del sol van calando en la conciencia de la población, pero en la práctica aún se ve que hay cosas que mejorar. Para la AECC, cuanto más temprano se tome el sol de manera inadecuada, sin protección y provocando quemaduras, aumentarán las posibilidades de desarrollar un cáncer de piel en la edad adulta.