Los niños de madres que eran obesas antes de quedarse embarazadas tienen 3 veces más riesgo de padecer obesidad

Publicado 30/04/2019 13:56:19CET
Logroño Deporte organiza una jornada sobre 'Obesidad Infantil', con charlas y medición de IMC
GETTY/KWANCHAICHAIUDOM - Archivo

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los niños cuyas madres eran obesas antes de quedarse embarazadas tienen 3 veces más riesgo de padecer obesidad, según una nueva investigación realizada por expertos de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) y que ha sido presentada en el Congreso Europeo sobre Obesidad (ECO, por sus siglas en inglés), que estos días se celebra en Glasgow (Escocia).

Para llevar a cabo el trabajo, los autores utilizaron cinco bases de datos de artículos científicos como sus fuentes de datos para el estudio (MEDLINE, Desarrollo del niño y estudios en adolescentes, CINAHL, Embase, PsycInfo) y buscaron investigaciones sobre la asociación entre el índice de masa corporal (IMC) materno-infantil o la puntuación 'z' equivalente (una medida numérica de cómo un valor se relaciona con la media para esa muestra).

Las madres se agruparon según las categorías de IMC: obesas (IMC de 30 kg/m2 o más) y sobrepeso (IMC entre 25 y 30). Los niños se agruparon utilizando las categorías de IMC o percentil 'z': obesidad (percentil 95), sobrepeso u obesidad (percentil 85) y sobrepeso (percentil 85-95). Posteriormente, se realizaron análisis estadísticos para explorar la relación entre el peso materno y el de su hijo.

De esta forma, los investigadores encontraron que cuando una madre tenía obesidad antes de quedar embarazada, las probabilidades de que su hijo también desarrollara obesidad eran 3,64 veces mayores que las de una madre cuyo peso estaba en el rango de IMC "recomendado". Asimismo, cuando las madres tenían un IMC con sobrepeso, las probabilidades de que el niño tuviera obesidad eran 1,89 veces más altas.

Por otra parte, cuando el equipo observó a los niños con sobrepeso u obesidad (como un grupo combinado), encontraron que las probabilidades de terminar en este grupo eran 2,69 y 1,65 veces más altas cuando la madre tenía obesidad o sobrepeso, respectivamente. Para los niños en la categoría de sobrepeso, sus probabilidades de ser así eran 1,80 veces más altas si su madre tenía obesidad, y 1,41 veces más altas si tenía un IMC sobrepeso antes del embarazo.

"Esta investigación ha identificado un riesgo más de tres veces mayor de obesidad infantil cuando las madres tienen obesidad preconcepcional. Estos datos proporcionan evidencia sustancial de la necesidad de desarrollar intervenciones que comiencen antes de la concepción para apoyar a las mujeres en edad fértil control de peso y contribuir a la prevención de la obesidad intergeneracional", han zanjado los expertos.