Los niños deben recibir un máximo de tres juguetes en Reyes, según psicóloga

Actualizado 05/01/2011 11:40:00 CET

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los padres deben reducir el número de juguetes que reciben sus hijos durante las navidades, e incluso, según una experta, éstos deben regalar un máximo de tres juguetes en Reyes, "para evitar un nivel de estrés alto" en los menores y uno por Papá Noel.

En declaraciones a Europa Press, Esther Legorgeu, del Departamento de Psicología Clínica del Instituto de Orientación Psicológica Asociados (EOS), explicó que durante estas fiestas "los niños reciben demasiados juguetes", lo que les provoca "un nivel de estrés alto".

Para evitar esto, y que los más pequeños no se aburran y puedan prestar la importancia que se merecen a sus regalos, esta experta aconseja a los progenitores reducir el número de presentes que reciben sus hijos. "Por poner un número coherente, que reciban tres juguetes en los Reyes, porque son tres, y uno por Papá Noel", indicó.

En esta línea, Legorgeu apuntó que "a partir de los dos años" a los padres les "cuesta mucho más seleccionar los juguetes para los niños", y recomendó a estos "que haya más cantidad de juguetes didácticos que de otro tipo".

En el caso de niños de entre dos y seis años, esta experta señaló que "es positivo" que regalen "juguetes que permitan tener diferentes experiencias, que puedan trabajar con elementos naturales, animales, etc". Por último, dijo que a partir de los seis años los niños deben recibir juguetes que mezclen actividades físicas con actividades manuales.

Sobre la tipología de regalos que reciben los niños, esta psicóloga negó que los juguetes estén dirigidos a un tipo de sexo determinado e insistió en que "somos los adultos los que decidimos marcarlos con estereotipos sexistas". No obstante, reconoció que hay que trabajar con los padres, "para hacer menos diferencias en torno a los juguetes que les regalamos".

Finalmente, Legorgeu aludió al uso que deben hacer los niños de los videojuegos, y dijo que éstos "no son juguetes perjudiciales" siempre que "no sea un juguete único ni que fomente el aislamiento". "Con los videojuegos hay que saber a qué juegan, cuánto tiempo juegan y que los combinen con otro tipo de actividades. Pero los videojuegos desarrollan la flexibilidad, la creatividad y la solución de problemas", concluyó.