Publicado 11/03/2020 7:35:43 +01:00CET

Las niñas altas y delgadas tienen un mayor riesgo de endometriosis

Mochila, colegio, niños y niñas.
Mochila, colegio, niños y niñas. - UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID - Archivo

   MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las niñas que son altas y delgadas tienen un mayor riesgo de desarrollar endometriosis, una enfermedad debilitante que afecta la calidad de vida y la capacidad de concebir de las mujeres, según los resultados de un estudio de 66 años de duración que indica que ahora se pueden detectar factores de riesgo en una edad anterior.

   La investigación, publicada en 'Annals of Human Biology', que rastreó los caminos hacia la edad adulta de más de 170.000 niñas, de entre 7 y 13 años, es la primera en estudiar los vínculos entre el riesgo de endometriosis y la estatura infantil y el IMC.

   Estudios anteriores han sugerido una asociación con la altura y el tamaño corporal de los adultos, pero los resultados han sido inconsistentes. Estos nuevos resultados son los primeros en usar pesos y alturas medidas en lugar de depender de la memoria.

   Los hallazgos muestran que las niñas con un IMC más alto en la niñez tienen un menor riesgo de endometriosis que las niñas altas y delgadas, con factores que tienen más probabilidades de deberse a mecanismos biológicos, como un mayor nivel de estrógenos, en lugar de problemas socioeconómicos.

   "A menudo se pasa por alto un período de tiempo crítico durante el cual se desarrolla la enfermedad, y las mujeres a menudo experimentan retrasos en el diagnóstico de varios años", señala la investigadora principal, la doctora Julie Aarestrup, del Centro de Investigación y Prevención Clínica de Dinamarca.

   "Nuestros hallazgos sugieren que los indicadores de riesgo se pueden detectar a una edad más temprana, lo que podría ayudar a acelerar el diagnóstico para que se pueda comenzar el tratamiento para retrasar el crecimiento del tejido endometrial", explica.

   La enfermedad se caracteriza por un tejido que se ve y actúa como el revestimiento del útero, pero que crece en otros lugares. Estos implantes endometriales se desarrollan con mayor frecuencia en los ovarios y otras partes de la pelvis, pero también se pueden encontrar más allá de la pelvis.

   Mientras las células en el útero se acumulan, se desprenden y luego abandonan el cuerpo con la menstruación, las células endometriales que se acumulan y dirigen en otras partes del cuerpo no tienen forma de escapar. Cuando la sangre toca otros órganos, puede causar dolor severo.

   Para aproximadamente 176 millones de mujeres afectadas en todo el mundo, la enfermedad reduce la calidad de vida y puede causar infertilidad. La evidencia sugiere que también puede aumentar el riesgo de que las mujeres desarrollen otras enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas y cánceres ginecológicos.

   A pesar de esto, se sabe poco sobre las causas. Los pocos factores de riesgo establecidos para la endometriosis incluyen la menstruación que comienza a una edad temprana, ciclos más cortos y antecedentes familiares de la enfermedad.

   Para el estudio actual, los investigadores examinaron si el peso al nacer, el IMC infantil y la altura infantil están asociados con la endometriosis, así como con los riesgos de adenomiosis. La adenomiosis es cuando el endometrio crece en la pared muscular del útero, en lugar de fuera de él como en la endometriosis.

   Se analizaron el peso al nacer, la altura medida y el peso medido de 171,362 niñas de entre 7 y 13 años, nacidas en Dinamarca entre 1930 y 1996. El seguimiento comenzó en 1977 o cuando las niñas alcanzaron los 15 años, lo que ocurriera más tarde, y terminó si la endometriosis o adenomiosis era diagnosticada o en junio de 2017, lo que ocurriera primero. Un total 2.149 mujeres fueron diagnosticadas con endometriosis y 1.410 con adenomiosis.

   Los resultados encontraron que las niñas con un IMC más alto en la infancia tenían un menor riesgo de endometriosis, mientras que a las niñas más altas se les diagnosticaba la enfermedad con mayor frecuencia.

   Por ejemplo, una diferencia de alrededor de 2,3 kg entre dos niñas de siete años se asoció con un 8% más de riesgo de endometriosis en la niña más ligera, mientras que ser más alta por alrededor de 5,2 cm se asocia con un mayor riesgo de aproximadamente 9%. No hubo una asociación similar con el riesgo de adenomiosis, y no hubo un vínculo entre el peso al nacer y la endometriosis o la adenomiosis.

   Los resultados fueron consistentes tanto si las niñas nacieron hacia el inicio del período de 66 años o más recientemente, abarcando un período en que se realizaron mejoras significativas en la medicina y en las condiciones de vida.

   Por lo tanto, es probable que las asociaciones se deban a mecanismos biológicos, más que a factores socioeconómicos. En términos de altura, el estrógeno es crucial para la aceleración del crecimiento vertical que ocurre durante la pubertad y también se sabe que promueve el crecimiento de las células endometriales. Los autores sugieren que el estrógeno podría estar detrás de la asociación positiva entre la enfermedad y ser alto.

   Los mecanismos detrás de la asociación con el IMC infantil son más complejos y aún desconocidos. Por ejemplo, un tamaño corporal más grande se asocia con la menstruación a partir de una edad más temprana, y en este estudio también con un menor riesgo de endometriosis.

   Esto parece inconsistente con una fuerte evidencia de que la menstruación temprana es un factor de riesgo conocido para la endometriosis, por lo que es poco probable que el momento de la pubertad explique los nuevos hallazgos.

   "Nuestro estudio cubrió prácticamente a todos los niños que asisten a la escuela en el área de Copenhague durante muchas décadas, tanto antes como después de la epidemia de obesidad, con prácticamente todos ellos incluidos en el análisis de seguimiento", dice la autora principal, la doctora Jennifer Baker.

   "Esto hace que los resultados sean una contribución importante a nuestra comprensión limitada de la endometriosis, al tiempo que destaca cuánto más necesitamos aprender sobre los procesos biológicos detrás de ella", añade.

Contador