Neumosur insiste en los efectos negativos de la moratoria que plantea el Gobierno andaluz sobre la prohibición de fumar

Actualizado 19/01/2010 16:01:05 CET

SEVILLA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Neumólogos del Sur (Neumosur) insistió hoy en los efectos negativos de la moratoria que plantea el Gobierno andaluz y la Federación Andaluza de Hostelería frente a la modificación de la actual Ley Antitabaco en la que trabaja el Ejecutivo central y, según la cual, se prohibiría fumar en todos los espacios públicos cerrados.

Tal y como ya defendió recientemente en declaraciones a Europa Press el propio presidente de Neumosur, Francisco Álvarez, en las que solicitaba al Gobierno central que "no de marcha atrás en la modificación de la Ley Antitabaco", esta asociación insistió hoy en el hecho de que los objetivos de la salud pública "deben prevalecer sobre los intereses empresariales privados".

Del mismo modo, reiteraron que la prohibición total de fumar en recintos públicos es "la única medida eficaz" para reducir la prevalencia del tabaquismo, toda vez que ahondaron en los diversos estudios publicados en revistas científicas e informes, "los cuales indican que no se produce un efecto negativo en los sectores hosteleros una vez que la ley entra en vigor".

"En países como Canadá, Estados Unidos, Escocia, Irlanda o Italia los propietarios de bares, cafeterías y restaurantes no tuvieron perjuicios económicos tras la aplicación de la ley de ambientes libres de humo", redundaron desde Neumosur.

Por ello, confiaron que la ampliación de la Ley estatal "sea finalmente aprobada, a pesar de las presiones existentes", y que se arbitren así las medidas reguladoras necesarias para que su cumplimiento sea efectivo.

Para los neumólogos andaluces "la aparición de una neoplasia pulmonar en el empleado no fumador del sector de la hostelería, en las condiciones actuales, debería ser contemplada como enfermedad profesional", motivo por el que denunció la situación de aproximadamente 800.000 trabajadores "que se encuentran desprotegidos y expuestos a los efectos cancerígenos del tabaco", recordaron.

ESTUDIOS

Uno de esos estudios es el 'Informe del Surgeon General' (entidad de salud pública de los EEUU) que concluía indicando que la evidencia derivada de los estudios revisados "demuestra que las políticas que incluyen leyes sobre ambientes libres de humo no tienen un impacto económico adverso sobre la industria hostelera".

Otro estudio señala que desde que entró en vigor la ley británica se incrementaron entre un 6 y un 14 por ciento la apertura de locales de ocio, mientras que con anterioridad los hosteleros británicos habían advertido que se iban a cerrar más del 10 por ciento de los locales.

En Escocia, un estudio de impacto económico concluyó sus investigaciones indicando que no se habían podido encontrar efectos estadísticos negativos desde la entrada en vigor de la ley, y en la vecina Irlanda, una encuesta señalaba que el 92 por ciento de la población declaró que tenía igual o más ganas de visitar un restaurante tras la implantación de la ley.

Asimismo, en Italia la Federación de Hostelería del país emitió un informe en el que se reconocía que bares, cafeterías y restaurantes no había tenido pérdidas económicas y que el 9,6 por ciento de la población acudía con más frecuencia a bares y restaurantes que antes de la ley.

Por último, en Francia la ley se aprobó en plena crisis económica y, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos de Francia, los ingresos en bares y cafeterías al mes siguiente de la aplicación de la ley habían aumentando un 0,2 por ciento, mientras que en los restaurantes las ganancias aumentaron en un 3 por ciento.

En relación con los efectos económicos para los empresarios del sector, Neumosur entiende que los objetivos de salud pública son prioritarios y que "no existe evidencia científica del efecto devastador que sobre la hostelería tendría la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados".

MEJORA PARA LOS EMPLEADOS DEL SECTOR

Por contra, aluden a diversos estudios científicos de rigor que revelan que no se genera un efecto negativo en la economía de los sectores afectados e, incluso, se observan efectos positivos, ya que las propias empresas "saldrían beneficiadas a la larga pues sus empleados sufrirán menos bajas laborales, se reducirán los gastos de limpieza y mantenimiento del local y se evitarán inversiones futuras para adecuar los locales para que dispongan de zonas para fumadores y no fumadores".

Así las cosas, Neumosur abogó hoy de nuevo por una ampliación de la Ley que extienda la prohibición del consumo a cualquier local público cerrado.