Publicado 19/04/2022 18:07

La neumonía por COVID-19 aumenta el riesgo de demencia

Archivo - La radiografía de tórax de un paciente positivo de COVID-19 que muestra una neumonía en la parte inferior de los pulmones.
Archivo - La radiografía de tórax de un paciente positivo de COVID-19 que muestra una neumonía en la parte inferior de los pulmones. - RADIOLOGICAL SOCIETY OF NORTH AMERICA - Archivo

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri (Estados Unidos) ha evidenciado que los pacientes hospitalizados con neumonía por COVID-19 tienen un mayor riesgo de desarrollar demencia que aquellos con otros tipos de neumonía.

En su trabajo, publicado en la revista científica 'Open Forum Infectious Diseases', los investigadores analizaron 1.400 millones de encuentros médicos anteriores al 31 de julio de 2021.

Seleccionaron pacientes hospitalizados con neumonía durante más de 24 horas. Entre 10.403 pacientes con neumonía COVID-19, 312 (3%) desarrollaron demencia de nueva aparición después de recuperarse, en comparación con 263 (2,5%) de los 10.403 pacientes con otros tipos de neumonía diagnosticados con demencia.

"En nuestro estudio, el riesgo de demencia de nueva aparición fue más común en los pacientes con neumonía por COVID-19 mayores de 70 años. El tipo de demencia observado en los supervivientes de la infección por COVID-19 afecta principalmente a la memoria, la capacidad de realizar tareas cotidianas y la autorregulación. El lenguaje y la conciencia del tiempo y la ubicación se mantuvieron relativamente preservados", explica el investigador principal del trabajo, Adnan I. Qureshi.

La mediana del intervalo de tiempo entre la infección y el diagnóstico de demencia fue de 182 días para los pacientes con COVID-19. El estudio sólo incluyó la demencia de nueva aparición asociada a un ingreso hospitalario durante un breve periodo de seguimiento.

El investigador puntualiza, sin embargo, un estudio más amplio durante periodos de tiempo más largos proporcionaría una imagen más completa y podría ayudar a determinar las razones subyacentes por las que la neumonía por COVID-19 podría aumentar el riesgo de demencia.

"Los hallazgos sugieren un papel para la detección de déficits cognitivos entre los supervivientes de la COVID-19. Si hay evidencia de deterioro durante el cribado y si el paciente sigue informando de síntomas cognitivos, puede ser necesaria una derivación para una evaluación exhaustiva", remacha Qureshi.