Navarra.- Los habitantes de la región tienen menos riesgo coronario que los de otras regiones, según el proyecto Ricorna

Actualizado 12/08/2009 14:26:39 CET

PAMPLONA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los habitantes de la Comunidad foral tienen menos riesgo coronario que los de otras regiones, según indica un nuevo procedimiento que ha sido elaborado por un grupo de investigadores del departamento de Salud para calcular el riesgo de padecer infarto de miocardio en Navarra.

La herramienta desarrollada por estos investigadores es una función matemática, denominada Ricorna (Riesgo Coronario de Navarra), que adapta a las características de la Comunidad foral una de las fórmulas más utilizadas en el ámbito médico universal para calcular el riesgo coronario en la población: la llamada función de Framingham-Wilson, informó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Esta ecuación, que presenta tablas de riesgo de riesgo coronario en las personas a diez años vista teniendo en cuenta la población promedio a la que se pertenece, se realizó observando los rasgos de los ciudadanos estadounidenses, por lo que, según los autores del artículo científico, se sobreestima el riesgo de padecer infarto entre otras poblaciones con menos riesgo, entre ellas, la española y concretamente, la navarra.

En el estudio Ricorna se concluye que la población navarra tiene menos riesgo que padecer infarto de miocardio que la de otras regiones del mundo, debido según los investigadores a diversos motivos, siendo uno de los más importantes que los hombres y mujeres de la Comunidad foral tienen mayor cantidad de colesterol HDL (siglas en inglés que corresponden a liproproteínas de alta densidad, el denominado comúnmente colesterol "bueno" por su efecto protector).

Este hecho puede deberse a diversos factores que se están estudiando en la actualidad, entre ellos, la dieta. Además, el menor consumo de tabaco o mayor ejercicio físico entre la ciudadanía navarra también puede contribuir a este menor riesgo.

La principal utilidad de Ricorna, proyecto que entra ahora en fase de validación, es por tanto, que es capaz de ofrecer resultados más ajustados a la realidad de la Comunidad foral.

La investigación sobre Ricorna ha sido desarrollado por Paulino González-Diego (primer firmante, Hospital García Orcoyen de Estella), Conchi Moreno-Iribas (Instituto de Salud Pública), María Jesús Guembe y José Javier Viñes (Servicio de Docencia e Investigación del Departamento de Salud); y Joan Rivas (Unidad de Lípidos y Epidemiología Cardiovascular del Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona).

EL PROYECTO RIVANA

Ricorna forma parte de una investigación más amplia, denominada estudio RIVANA (riesgo vascular de Navarra), que se inició en 2004. Para el desarrollo de la fórmula se estudió una población objeto, seleccionada de forma aleatoria, de 5.197 sujetos. Las variables contempladas fueron: sexo, edad, colesterol total, cHDL, presión arterial sistólica (PAS), presión arterial diastólica (PAD), consumo de tabaco y diagnóstico de diabetes mellitus.

Todos los análisis se centralizaron en el laboratorio del Hospital de Navarra, con controles de calidad tanto internos como externos. La financiación de Rivana corre a cargo del departamento de Salud y el instituto de Salud Carlos III (dependiente del Gobierno central), y se cuenta con investigadores del Servicio de Docencia, Instituto de Salud Pública, Hospital de Navarra, Atención Primaria, Centro de Investigación Biomédica (CIB), Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y Clínica Universidad de Navarra.