Nace 'Soluciones dinámicas en salud', que busca introducir la tecnología en las infraestructuras sanitarias

Presentación del proyecto 'Soluciones dinámicas en salud'
AZIERTA/TYSA
Publicado 25/09/2018 14:25:18CET

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las compañías Azierta Health International y TYSA Internacional han lanzado el proyecto 'Soluciones dinámicas en salud', que muestra la "necesidad de alinear las infraestructuras sanitarias a las necesidades de la población, y diseñarlas para que se adapten y puedan dar respuesta a la transformación tecnológica permanente".

Esta iniciativa, presentada este martes en Madrid, aúna en un solo equipo expertos en salud, gestión y tecnología con ingenieros y arquitectos. El proyecto de desarrollo de infraestructuras pretende generar espacios "dinámicos, preparados para cambiar su uso, adaptarse y crecer de forma sostenible en función de las necesidades sociodemográficas".

"En los últimos años, asistimos a una transformación en el entorno sanitario que lleva a replantearse los actuales sistemas de salud y que pasa por la desaparición de las barreras y las distancias, el desarrollo de la medicina de precisión, la disponibilidad de herramientas para la ayuda en la toma de decisiones de profesionales y pacientes y el cambio de enfoque motivado por la cronicidad, la dependencia, la fragilidad y el apoyo social. La irrupción del mundo digital ha generado un modelo de crecimiento exponencial que, junto a los cambios demográficos (cronicidad, dependencia, fragilidad y apoyo social), limita la posibilidad de predecir escenarios para los sistemas sanitarios en el medio largo-plazo y, por tanto, para saber cómo deberán ser las infraestructuras", explican.

La presentación del modelo de 'Soluciones dinámicas en salud' ha contado con la participación del director del Instituto para la Innovación en Salud Global y Equidad, Alejandro Jadad, quien ha abogado por un "necesario" cambio en las infraestructuras sanitarias, que viene dado por la "transformación del concepto de salud como una habilidad y su impacto en la organización de los sistemas".

Para Jadad, teniendo en cuenta las tendencias en genética, robótica, inteligencia artificial y nanotecnologías, "será esencial permitir que las máquinas se hagan cargo de todo lo que puede hacerse eficientemente, para dejarn a los humanos lo que debe permanecer ineficiente, como la innovación, la investigación, los cuidados de apoyo, el amor y la compasión".

"En un futuro posiblemente el papel del experto cambie y esté al servicio del ciudadano más que del centro; se centralizarán los recursos de diagnóstico; se incrementarán los servicios en el domicilio del ciudadano y se promocionarán elementos para la activación y participación del paciente (hospital líquido). Sin embargo, las demandas del futuro no son del todo predecibles. De ahí esa necesidad de dinamismo en las construcciones que permita su adaptabilidad a su localización, a las características demográficas y a la carga de enfermedad de la población", recogen los objetivos del proyecto.