Una mutación genética, ¿culpable de que vuelvas a fumar?

Tabaco, fumador, fumar
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MACHINE HEADZ - Archivo
Publicado 05/10/2018 8:23:33CET

   MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Científicos del Instituto Pasteur y el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS, por sus siglas en francés), en Francia, en colaboración con la Universidad de Sorbonne y el Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica (Inserm, por sus siglas en francés), han demostrado, en una investigación en ratas, que una mutación genética que se sabe que está involucrada en la sensibilidad a la nicotina también desempeña un papel en el comportamiento de recaída después de dejar de fumar.

   La dependencia a la nicotina, una patología crónica con una alta tasa de recaída, es la principal causa prevenible de muerte en los países desarrollados. Siete millones de personas mueren por consumo de tabaco cada año en todo el mundo. La nicotina, el principal compuesto psicoactivo en el tabaco, causa esta adicción al unirse a los receptores nicotínicos en el cerebro y, al hacerlo, activa el circuito de recompensa y crea una sensación de bienestar. Por lo tanto, el consumo de tabaco de un individuo está estrechamente relacionado con la sensibilidad de estos receptores nicotínicos, que están compuestos por cinco subunidades.

   En los últimos años, varios estudios genéticos humanos a gran escala han demostrado que una mutación en el gen CHRNA5 que codifica la subunidad del receptor nicotínico alfa5 se asocia con un aumento significativo en el riesgo de dependencia de la nicotina. La mutación está muy presente en la población general (aproximadamente el 35 por ciento de los europeos la padecen y hasta el 50 por ciento de la población de Oriente Medio). Estos hallazgos llevaron a los científicos de la Unidad de Neurobiología Integrativa de los Sistemas Colinérgicos (Instituto Pasteur/CNRS) a intentar determinar qué etapa de la dependencia de la nicotina se ve afectada por esta mutación y entender su mecanismo de acción.

   Los científicos introdujeron la mutación en una rata utilizando una técnica reciente de genética molecular. Después, evaluaron su efecto sobre diversos comportamientos asociados con la dependencia de la nicotina y demostraron que resultó en un mayor consumo de nicotina en dosis más altas, así como un aumento en la tasa de recaída al comportamiento de búsqueda de nicotina después del cese.

REDUCCIÓN DE LA ACTIVACIÓN NEURONAL EN EL NÚCLEO INTERPEDUNCULAR

   Curiosamente, la investigación, que se publica este miércoles en la revista 'Current Biology', mostró que este efecto sobre la recaída se asoció con una reducción de la activación neuronal en el núcleo interpeduncular, una estructura cerebral con la mayor concentración de subunidades de receptores nicotínicos alfa5.

   "Este estudio nos permitió evaluar el impacto de esta mutación en varias etapas de la dependencia de la nicotina con un mayor grado de precisión. Nos proporcionó una explicación inicial de su mecanismo de acción, que promueve la recaída en el comportamiento de búsqueda de nicotina después de dejar de fumar", explica Benoit Forget, autor principal del artículo.

   "Los resultados sugieren que un fármaco capaz de aumentar la actividad de los receptores nicotínicos que contienen la subunidad alfa5 podría reducir el consumo de tabaco y disminuir el riesgo de recaída después del cese", agrega Uwe Maskos, director de Neurobiología Integrativa de la Unidad de Sistemas Colinérgicos (Instituto Pasteur/CNRS) y último autor del artículo.

Contador