¿Qué motivos incrementan los problemas de fertilidad?

Publicado 09/10/2019 8:31:40CET
The Female Thing
The Female Thing - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SRDJAN PAVLOVIC

   MADRID, 9 Oct. (EDIZIONES) -

   Querer tener un hijo y no poder causa mucho estrés y desazón a las parejas que experimentan este problema que, además, cada vez, es más frecuente. Aunque esterilidad e infertilidad se utilizan actualmente como sinónimos, no son lo mismo.

   "Esterilidad se define como la imposibilidad de poder conseguir una gestación clínica después de entre 12 y 24 meses, manteniendo relaciones sexuales sin utilizar ningún método anticonceptivo", especifica en una entrevista con Infosalus el director de la Clínica IVI de Alicante, el doctor Manuel Muñoz, que cifra el número de afectos en entre un 10 y un 15 por ciento de parejas en edad fértil, lo que supone que un total de 800.000 parejas en España.

   El doctor Muñoz añade que, no obstante, "tras 12 meses de intentos ya se considera el margen de tiempo indicado para comenzar un estudio y poder identificar las causas". Por su parte, infertilidad, según el experto, se define "como la imposibilidad de conseguir el nacimiento de un bebé sano".

Las causas de la infertilidad "son diversas y difieren según el entorno socioeconómico que se considera, lo cual implica gran variabilidad", continúa el experto. Son, también, distintas en hombres y mujeres.

   En mujeres, "a modo de resumen, las causas más importantes que provocan infertilidad son las derivadas de los problemas ovulatorios, las alteraciones en las trompas de Falopio, las malformaciones uterinas, los miomas y la endometriosis", detalla el doctor Muñoz.

   Por su parte, en hombres, "lo más frecuente es que no se conozca el origen de los problemas, lo que se denomina causa idiopática, observando alteraciones en los parámetros seminales sin ninguna causa que lo justifique", apunta el experto de IVI Alicante.

   No obstante, "en ocasiones sí se pueden establecer estas causas", precisa el doctor Muñoz, que agrega que "pueden corresponderse con problemas de tipo genético, alteraciones anatómicas, como la presencia de un varicocele, la exposición a tóxicos o la ingesta de esteroides anabolizantes, entre otros factores".

   Pero, aparte de los problemas diferenciados por género, el doctor Muñoz sitúa como la principal causa que incrementa los problemas de fertilidad el retraso en la edad de la búsqueda del primer embarazo. A su juicio, es "probablemente el factor más importante", precisa el experto.

   Aquí sí "las mujeres se pueden anticipar a estos problemas", comenta el doctor Muñoz. "Lo más directo sería buscar la gestación cuando la posibilidad de conseguir la misma es máxima, esto es, en la década de los 20 años", concreta el experto, que lamenta, no obstante, "que hoy en día somos conscientes que con el escenario socieconómico en el que vivimos esto no es siempre posible".

   Al estar la mujer plenamente integrada en el mercado laboral, "buscar el embarazo pronto puede modificar de forma sustancial la trayectoria de muchas carreras", prosigue el director de IVI Alicante.

OTRAS SOLUCIONES

   Los avances científicos permiten sortear esta circunstancia. "La vitrificación es una técnica de congelación de los óvulos que permite obtener unas tasas muy altas de superviviencia y un comportamiento de los ovocitos tras su descongelación muy similar al que mostrarían con su manejo en fresco", señala el doctor Muñoz.

   En este contexto, si la mujer elige este método, "el pronóstico que tendrá un tratamiento usando los mismos será el mismo que en el momento de la congelación y no en el momento en que se va a quedar embarazada, asumiendo que la edad es el factor clave que limita las posibilidades de conseguir un embarazo", manifiesta el experto.

   "Hoy en día contamos con un amplio catálogo de técnicas de reproducción asistida que se pueden adaptar para dar la solución a cada pareja o mujer en concreto. En este caso, lo más importante es establecer el diagnóstico preciso del problema de fertilidad y seleccionar la técnica de reproducción asistida adecuada para cada pareja o paciente", concluye el doctor Muñoz.

Contador