Publicado 04/03/2022 15:00

La mortalidad en personas con obesidad es 12 veces mayor que en las personas sin esta patología

Archivo - Hombre con sobrepeso, hambriento, mirando pasteles de crema edela nevera por la noche.
Archivo - Hombre con sobrepeso, hambriento, mirando pasteles de crema edela nevera por la noche. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MOTORTION - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Para el jefe de servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital La Luz de Madrid, el doctor Carlos Durán, la obesidad es "uno de los principales factores para el desarrollo de enfermedades no transmisibles" y advierte de que "la mortalidad en estas personas es 12 veces mayor que la población no obesa".

Así, recuerda que la obesidad se asocia al desarrollo de enfermedad cardiovascular, que es la principal causa de fallecimiento por obesidad; la diabetes tipo 2; alteraciones del aparato locomotor; así como el aumento de la incidencia de algunos cánceres, como el de endometrio, mama, tiroides, colon, hígado o próstata. Así las cosas, el experto ha hecho hincapié en que todo ello contribuye a un empeoramiento de la calidad de vida y un descenso de la esperanza de vida.

Con todo, afirma que existe un amplio abanico de estrategias terapéuticas según el grado de obesidad, "sin embargo, el pilar fundamental reside en una adecuada educación dietética, cambios en el estilo de vida y práctica de ejercicio físico, a lo que se puede añadir terapia farmacológica y apoyo psicológico especializado".

Cuando la obesidad está establecida y ha fracasado el tratamiento médico-dietético especializado, la cirugía es la solución más eficaz y resolutiva, según el experto. De acuerdo al cirujano del Hospital La Luz, el 'By-pass' gástrico es "una de las mejores opciones" para el control de la obesidad y de la diabetes tipo 2 resistente al tratamiento médico.

"Este tipo de procedimiento está indicado en todos los pacientes con diabetes tipo 2 asociada a la obesidad con un índice de masa corporal (IMC) superior a 35 y en pacientes con diabetes tipo 2 insulino-dependientes de difícil control, determinado por los niveles de glucemia y hemoglobina glicosilada", asevera Durán.

"En aquellos pacientes en que la metformina (fármaco antidiabético de aplicación oral), u otros antidiabéticos orales fracasara en el control de la glucemia y hubiera que empezar a suplementarla con dosis de insulina, sería el momento más adecuado para plantear la cirugía en pacientes entre 18 y 65 años", recomienda el doctor.

Para el jefe de servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del centro hospitalario, la mejor medida de tratamiento de la obesidad es su prevención y esta debe empezar en edad infantil. "En los colegios, se debería enseñar la importancia de una buena alimentación, inculcarles la práctica de ejercicio físico moderado diario y la prevención de un estilo de vida sedentario", ha defendido.