Los monos verdes africanos tienen un mecanismo que les protege del sida

Publicado 25/11/2019 14:34:19CET
Mono verde, chlorocebus sabaeus
Mono verde, chlorocebus sabaeus - DOEVOS/FLIKR - Archivo

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La cicatrización de heridas durante las primeras etapas del virus de inmunodeficiencia de simios (VIS) en los tejidos mucosos, que son parte de las defensas del cuerpo contra los gérmenes, protegen a algunas especies de primates, entre ellas el mono verde africano, contra el desarrollo del sida, según un estudio de la Universidad de Washington (Estados Unidos).

El VIS está estrechamente relacionado con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). De hecho, se utiliza como modelo de laboratorio para muchos estudios que buscan curar y prevenir el sida y el VIH. Ciertas especies de monos pueden ser portadoras del virus a lo largo de sus vidas y, aún así, evitar la progresión de la enfermedad.

En este nuevo estudio, publicado en la revista 'Nature Communications', los científicos buscaron descubrir tácticas alternativas de lucha contra el virus que podrían suponer en el futuro el diseño de mejores medicamentos antivirales para tratar el VIH en humanos. Según sus hallazgos, los eventos biológicos involucrados en la cicatrización de heridas de los tejidos mucosos crean un ambiente dentro del cuerpo que protege contra las consecuencias destructivas de la infección por VIS.

En su trabajo, los investigadores compararon las interacciones entre los huéspedes del virus y la respuesta inmune al VIS, incluyendo los perfiles de expresión génica, del mono verde africano, un huésped natural del VIH, con los de una especie sensible al sida, el macaco rhesus. También se evaluaron datos similares de infecciones por VIH en humanos.

Tanto el VIH como el VIS infectan las células inmunitarias llamadas linfocito T CD4+. Estas células son abundantes en el intestino y en tejidos especializados en otras partes del cuerpo. La infección por VIH provoca una respuesta inmunitaria que daña los tejidos que rodean el intestino. Esta lesión permite que las bacterias que normalmente residen en el intestino penetren el tejido e invadan otras partes del cuerpo. Esto causa más inflamación y daño.

La situación atrae a más células inmunitarias, algunas de las cuales se infectan con el VIH. Otros se someten a un programa de muerte celular espontánea. A esto le puede seguir el deterioro del sistema inmunológico y la disminución de las células T que combaten las infecciones. Si la infección progresa a sida, el síndrome disminuye la capacidad de resistir a los patógenos oportunistas y evitar el cáncer.

Los investigadores encontraron que, en contraste, los monos verdes africanos en las primeras etapas de la infección por VIS activan y mantienen rápidamente el mecanismo regenerativo de cicatrización de heridas en su tejido mucoso. Por ejemplo, en los monos, ocurre una remodelación del tejido mediada por células blancas. La capacidad del mono verde para activar la cicatrización de heridas en el tejido mucoso interrumpe el curso de la enfermedad de manera que se evita la aparición del sida, según los investigadores.

Contador

Para leer más