Actualizado 29/04/2010 20:51 CET

La mitad de los trastornos de personalidad derivan en drogodependencia, según experto

BARCELONA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La mitad de los trastornos de personalidad con presencia de ansiedad y miedo generalizados derivan en problemas de toxicomanías, generalmente alcoholismo, cannabis y opiáceos --debido a su efecto sedante--, afirmó hoy el presidente de la Sociedad Catalana de Psquiataría y Salud Mental de la Academia de Ciencias Médicas y de la Salud de Catalunya y Baleares, Diego Palao.

Según varios estudios citados por Palao, entre el 10% y el 12% de la población mundial sufre algún tipo de trastorno de personalidad, que se agrupan en tres categorías: la A --pacientes raros o excéntricos--, la B --trastornos como la psicopatía y el antisocial-- y la C --trastornos por evitación, dependencia y obsesivo-compulsivo--.

Las personas que sufren trastornos de tipo C empiezan a consumir alcohol en situaciones sociales, y al descubrir una cierta ayuda para superar la ansiedad y el miedo evolucionan hasta una dependencia de las sustancias que le provocan estos efectos.

En los pacientes tipo B, según Palao, la frecuencia de consumo de drogas llega hasta el 90%, y en su caso las drogas sedativas como el alcohol permiten hacer desaparecer la sensación de riesgo y, en cantidades altas, aumenta los impulsos y elimina la sensación de peligro o culpa, lo que hace que puedan aumentar las conductas agresivas.

Los trastornos de personalidad se manifiestan a partir de la adolescencia y los primeros años de la vida adulta, por lo que la detección precoz es importante para evitar el desarrollo de estas adicciones, según Palao.