Publicado 11/04/2022 10:38

La mitad de los españoles duerme menos horas de las recomendadas, según una encuesta

Archivo - El estrés es el factor que más influye en la calidad del sueño, sobre todo, en edades comprendidas entre 35 y 54 y en personas en estado de desempleo.
Archivo - El estrés es el factor que más influye en la calidad del sueño, sobre todo, en edades comprendidas entre 35 y 54 y en personas en estado de desempleo. - ISTOCK - Archivo

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 44,2 por ciento de los españoles duerme siete horas diarias todos los días de la semana, es decir, lo mínimo recomendado por los expertos en sueño, según ha confirmado una encuesta de Imop-Berbes, que analiza la calidad del sueño en España.

El 24,8 por ciento de la población asegura que duerme el mínimo recomendado entre cuatro y seis días a la semana, el 18,4 por ciento lo hace entre uno y tres días y el 12,6 por ciento no lo hace nunca. A pesar de la falta de descanso generalizada, la percepción del sueño propio es positiva: el 83 por ciento de los españoles percibe que su calidad de sueño es muy buena (17%), buena (34,8) o normal (31,1%) en oposición al 17 por ciento que la califica como mala (13,2%) o muy mala (3,9%).

Por rango de edad, los que más duermen son los mayores de 65 años (el 66,5% descansa siete horas cada día) mientras que los de 14 a 24 años son los que menos tiempo dedican a ello (solo el 29,4% cumple con lo recomendado). A pesar del poco tiempo destinado al descanso, el 60 por ciento de la población más joven considera que tiene una buena o muy buena calidad del sueño.

En relación con la diferencia por sexo, las mujeres dedican más tiempo a dormir, el 49,4 por ciento descansa lo recomendado frente al 38,7 por ciento de los hombres, pero la percepción de su calidad del sueño es similar a la media en ambos casos.

En cuanto a los factores que más influyen en la calidad del sueño, la mayor parte de los encuestados se refieren al estrés como principal problema (50,9%), un porcentaje que aumenta al 92,7% en las personas desempleadas. En segundo lugar, se encuentra la enfermedad o la edad (16,3%), falta de tiempo (9%), malos hábitos o falta de rutinas (6,8%) y exposición a pantallas (1,5%).