Publicado 28/10/2020 13:41CET

La mitad de españoles considera que la calidad de la iluminación afecta al bienestar de sus ojos y al confort visual

Uveitis, ojos rojos, dolor de ojos
Uveitis, ojos rojos, dolor de ojos - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / BOUILLANTE - Archivo

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La mitad de los españoles considera que la calidad de iluminación afecta a su vista y, en mayor medida, estiman que la iluminación es clave para promover el bienestar en el lugar de trabajo, los centros de estudio y el hogar, según el estudio 'Impacto de la iluminación en el confort visual' realizado por Signify, con el gabinete sociológico Simple Lógica, entre más de mil encuestados con hijos en edad escolar.

A pesar de ello, apenas el 36 por ciento asegura seleccionar luces o bombillas con suficiente cantidad de luz para cuidar sus ojos y garantizar el confort visual. La salud y el bienestar visual ha perdido interés entre los españoles, ya que casi la mitad de los padres y madres entrevistados (48,7%) no sitúa el cuidado de sus ojos en una de sus tres principales prioridades de bienestar personal. Mantener un peso saludable (77,6 %), gestionar los niveles de estrés (70%) y mantener la condición física (68,8%) son las prioridades de bienestar de los encuestados.

La poca relevancia del bienestar visual se mantiene también al enunciar las principales preocupaciones sobre los hijos. Así, los niveles de estrés y la salud mental de los hijos es el aspecto que más preocupa al 62 por ciento de los padres en España, seguido por la relación con otros niños (48,2%) o el rendimiento en la escuela (43,3%). Tan solo una cuarta parte de los padres (24,5%) señala la vista de sus hijos como una de sus tres principales preocupaciones.

En este sentido, el estudio también releva que se da poca relevancia al cuidado de los ojos, ya que solo el 39 por ciento de los encuestados visita al oculista de manera regular, una práctica que ha disminuido ligeramente en los últimos años y que puede explicar que cada vez existan más complicaciones relacionadas con la salud ocular. Entre las acciones beneficiosas para el cuidado de sus ojos, los encuestados destacan el uso regular de gafas de sol (57%) y alrededor del 36 por ciento optan por cuidar la elección de luces y bombillas para que proporcionen luz acogedora y suave.

Asimismo, el estudio muestra que los padres de hijos en edad escolar pasan una media de cuatro horas y media diarias frente a la pantalla, mientras que sus hijos dedican tan solo media hora menos que sus padres. La media de horas frente a pantallas aumenta respecto a años anteriores y de manera significativa entre los padres de hasta 50 años y entre quienes tienen hijos menores de edad; mientras que, en el caso de los niños, la media de tiempo frente a la pantalla aumenta considerablemente a medida que aumenta la edad.

La fatiga visual (45,7%) es, junto con el dolor articular en cuello, espalda y hombros (48%), el efecto más común en mayores y menores tras una larga exposición a la pantalla. A estos dos efectos le siguen los ojos secos (26 %) y el picor de ojos o los problemas para enfocar a distancia, presente en uno de cada cuatro encuestados.

ELEGIR PARA EL CONFORT

Una preocupación compartida de forma generalizada por más del 86 por ciento de los encuestados es que una luz insuficiente, inadecuada o parpadeante y pasar demasiado tiempo frente a la pantalla puede dañar la vista de sus hijos. Esta afirmación también la confirman los encuestados cuando se trata de evaluar las condiciones para el bienestar visual del lugar de trabajo.

Así, una gran mayoría de los padres encuestados afirma que tendría muy en cuenta la calidad de las bombillas y sistemas de iluminación si supieran que beneficia el rendimiento escolar y el confort visual de sus hijos.

A pesar de la preocupación por las condiciones de iluminación y su impacto en la comodidad de los ojos, la eficiencia energética es aún el factor clave que determina la elección en más del 70 por ciento de los encuestados, seguido por la calidad de la luz (52 por ciento) y el precio (47 por ciento).

No obstante, más de la mitad de los encuestados apostaría más por elegir una iluminación confortable para los ojos si hubiera garantías que lo avalaran o bien se incluyera información explicativa en el embalaje. También, tres de cada diez afirman que utilizarían esta luz más confortable solo si no es más cara (29,5%).

Contador