El ministerio de Salud saudí dice que está trabajando con organismos internacionales para combatir el MERS

Actualizado 06/10/2014 20:19:37 CET

RIAD, 29 May. (Reuters/EP) -

El ministro de Salud de Arabia Saudí, Adel Fakieh, ha asegurado que su gabinete está trabajando con organizaciones científicas internacionales para mejorar su respuesta al nuevo virus mortal que ha matado a 186 personas en el reino. La respuesta de Fakieh llega después de que un grupo de científicos protestara por su falta de actuación.

En un comunicado enviado a Reuters, Fakieh sostiene que colaboran con "respetadas organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para desarrollar políticas y establecer nuevos compromisos, como la definición del caso y las líneas específicas para la identificación del MERS, que coincidan con los estándares internacionales". "Nuestro compromiso es continuar esta colaboración iternacional pasado este desafío global", ha añadido.

El Síndrome Respiratorio por Coronavirus de Oriente Medio (MERS) ha matado a cerca del 30 por ciento de los afectados. Sus síntomas más reconocibles son fiebre, tos y neumonía. El MERS se detectó por primera vez en 2012 en Arabia Saudí, aunque también se han descubierto casos en otros países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Irán. Solo en Arabia Saudí, un total de 565 personas han resultado infectadas.

Aunque en su comunicado Fakieh no se ha referido directamente a las acusaciones de los científicos, que denunciaban que las autoridades habían rechazado la ayuda de los organismos internaciones, su 'número dos', Ziad Memish, se ha mostrado "sorprendido" y ha asegurado que la respuesta del país ha sido "solo colaborar".

Las nuevas infecciones por MERS aparecieron en abril y mayo, después de un brote en varios hospitales de Riad y Yeda. Aunque la tasa de infectados ha descendido desde mediados de mayo, este miércoles se han registrado tres casos, según el ministerio de Salud.

"El país ha estado fortaleciendo las medidas de control y otras medidas relacionadas con el MERS y esto podría ser una explicación al reciente descenso de los casos", ha explicado a Reuters el portavoz de la OMS, Glenn Thomas.

MÁS CONTROLES

Fakieh ha confirmado que la semana pasada se reunió con la directora general de la OMS, Margaret Chan, para asegurarse de que se ponían en marcha mejores prácticas. Según Fakieh, el Gobierno saudí ha ofrecido todas las facilidades sanitarias para combartir la expansión del virus.

"Esto incluye una guía sobre cómo tratar con casos sospechosos y confirmados de MERS. También incluye cómo contener el virus tanto en los hospitales como en la comunidad. Así se asegurará que el sector sanitario en todo el reino trabaje con los mismo estándares internacionales actualizados", ha dicho.

Hasta ahora todo apunta a los camellos como posible foco de la infección, pero la mayoría de los casos de abril y mayo se transmitieron a través de humanos, muchos de ellos en hospitales.

El Ministerio de Salud ha recibido una oleada de críticas en las redes sociales y han acusado a Fakieh de falta de transparencia y de no tomarse en serio el brote.

"La seguridad pública es de suma importancia para el Ministerio de Salud saudí", ha asegurado Fakieh. El ministro ha añadido que se publicará más información de la que se ha dado hasta ahora en su web, como parte de un compromiso de la transparencia.

El Ministerio ha lanzado una campaña de concienciación en las redes sociales, la televisión y la radio para instar a los saudíes a adoptar más medidas de higiene personal y tener una precaución especial con los productos de camello.

Fakieh ha informado de que el Ministerio ha abierto un centro para coordinar la respuesta al MERS, que incluye expertos en control de infecciones, diagnósticos de laboratorio, vigilancia investigación, entrenamiento y respuesta ante emergencias.