Publicado 10/06/2021 13:31CET

El miedo al contagio y cancelación de citas, entre las causas de la mayor gravedad de los cánceres de piel en 2021

Archivo - Espalda de mujer, piel.
Archivo - Espalda de mujer, piel. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MV - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Según ha advertido el director del Instituto de Dermatología Integral, el doctor Miguel Sánchez Viera, muchos pacientes han dejado de asistir a sus consultas dermatológicas por miedo a contraer la Covid-19, lo que, unido a la cancelación de cirugías programadas que no fuesen de carácter vital y las anulaciones y retrasos en las consultas ambulatorias, han hecho aumentar la gravedad de los cánceres de piel en 2021.

El cáncer de piel es percibido por los pacientes, a pesar de las campañas de concienciación que se hacen anualmente, como menos peligroso y menos maligno que otros cánceres. "Sin embargo, no siempre es así, sobre todo, en el caso del melanoma, que puede acabar provocando metástasis y, cuando esto ocurre, la mortalidad puede superar el 20 por ciento" aclara Sánchez Viera.

Durante la pandemia se han aplazado revisiones, biopsias e intervenciones en la sanidad pública. "Esto ha hecho que los dermatólogos de muchas privadas hayamos recibido y estemos recibiendo un mayor número de casos y más avanzados de los que solíamos tener" añade el dermatólogo. Así, explica que los pacientes que más afectados se han visto han sido los de edad avanzada. El hecho de vivir solos o con otra persona de edad similar, además de su vulnerabilidad, ha demorado el diagnóstico y el tratamiento.

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN

Si se realiza una prevención adecuada, la tasa de curación del cáncer de piel se acerca al 100 por ciento, tal y como aclara este dermatólogo. "Estas medidas, aunque son de sentido común, no siempre se tienen en cuenta", advierte. Por ello, recuerda la importancia de no tomar el sol de forma prolongada en las horas centrales del día, es decir, entre las 12 y las 17 horas; recomienda utilizar crema solar durante todo el año con un SPF mínimo de 30, que se debe elevar a 50 durante la primavera y el verano. Además, advierte de que la crema fotoprotectora debe aplicarse media hora antes de la exposición solar y reaplicar cada 2 horas y después de cada baño o cuando se ha sudado mucho.

Asimismo, el experto indica que no se debe exponer al sol a los menores de 3 años, pues su sistema inmunológico y pigmentario cutáneo no es todavía maduro. Por otro lado, el dermatólogo aboga por utilizar gorros y sombreros para proteger las zonas de cara y cabeza, y ropa holgada y ligera que cubra también las extremidades en los meses de más sol.

A nivel de autoexploración, según el experto se deben tener en cuenta: las lesiones que crecen en la piel que aumenten de tamaño y que tengan aspecto nacarado, traslúcido, marrón, negro o multicolor; heridas o llagas que pican, duelen, sangran o forman costra y que no sanen en un máximo de 3 semanas; lunares o manchas de nacimiento que experimente cualquier cambio.

Por último, recuerda que, en la autoexploración de los lunares o manchas cutáneas es muy útil la conocida Regla del ABCDE de los lunares, donde A significa asimetría; B, corresponde a bordes irregulares; C se interpreta como cambios en el color; D es un diámetro superior a 0,6 centímetros; y E de evolución, es decir, un lunar que cambie de tamaño, forma o color en poco tiempo.

Asimismo, recomienda revisiones dermatológicas anuales, pues permiten detectar cualquier lesión en la piel que tenga capacidad de malignizarse y extirparla, evitando que degenere en un cáncer de piel. En este sentido, informa de que la dermatoscopia permite la detección precoz de cánceres iniciales. Por otro lado, dermatoscopia digital con mapeo corporal permite construir un mapa seriado de nuestra piel, asociado a la detección mediante microscopio de superficie lesiones sospechosas, almacenando las imágenes para su seguimiento y comparación posterior.

Contador